Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARTE Y PENSAMIENTO

El arte de hacer joyas

El Museo Nacional de Artes Decorativas dedica la exposición 'La conciencia de la materia' al diseñador catalán Chus Burés

Uno de los broches del diseñador Chus Burés.
Uno de los broches del diseñador Chus Burés.

El diseño de joyas considerado como una de las bellas artes: es lo que se puede ver en La conciencia de la materia, la exposición retrospectiva que, hasta el 16 de octubre, el Museo Nacional de Artes Decorativas (Montalbán, 12) le dedica al diseñador catalán Chus Burés. En efecto, también se puede llevar una verdadera obra de arte atada al cuello.

Comisariada por Marc Benda y Frédéric Bodet la muestra parte de los inicios Burés en el Madrid de los años 80, en plena Movida, y sigue todos sus hitos hasta la actualidad (proyectos como Past-Future o Subverted Jewelery), en los que frecuenta la transgresión y la utilización de materiales poco frecuentes en esta disciplina como es el perfume, el agua, el azúcar o el chocolate que se enredan con el oro, la plata, la seda o las fibras naturales. Se ha inspirado en dragones, en botones, en el infinito y hasta en las patatas. Entre el arte y la artesanía, entre la materia y lo trascendental, entre el acabado brutalista y la delicadeza, en el haber de Burés está el haber colaborado con otros artistas contemporáneos como Louise Bourgeois (que actualmente expone en el Guggenheim de Bilbao y con la que ideó un inquietante broche de plata en forma de araña), Santiago Sierra, Carmen Herrera o Miquel Barceló, con el que desarrolló un collar de oro con el aspecto orgánico de las algas. Una de sus creaciones, una estilizada horquilla-aguja de plata, lo fue expresamente, en 1985, para la película Matador de Pedro Almodóvar.

La muestra tiene la particularidad de contar con el diseño expositivo del arquitecto Álvaro Soto: como si fueran algo así como larvas alienígenas, las piezas es exponen en la penumbra dentro de esferas irregulares de cristal iluminadas y suspendidas en el aire; sopladas a mano en la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Como complemento, un documental rodado por el cineasta Adolfo Arrieta.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram