El IVF concedió ayudas al fútbol en contra de sus propios informes

La Generalitat insta al Elche a aceptar una oferta de compra y duda del Hércules

Más información

El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) avaló créditos a los clubs de fútbol profesionales de la Comunidad Valenciana en condiciones ventajosas “en contra del criterio de los informes técnicos” elaborados por la propia institución, según ha asegurado esta tarde en Alicante su director general, Manuel Illueca. Para el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, los gobiernos del Partido Popular “dedicaron esfuerzos económicos irresponsables a salvar clubes de fútbol”, mientras se dejaban de lado necesidades sociales importantes, por lo que el Consell que él preside “tiene el objetivo prioritario de recuperar el dinero”.

Illueca ha recalcado que el IVF “recuperará hasta el último céntimo porque ese es nuestro compromiso con los ciudadanos” y ha explicado que la sanción “se impone al Reino de España” porque la administración ha facilitado ayudas de Estado de manera ilegal, así que cualquier posible recurso contra la sanción “correspondería al Reino de España, con el impulso procesal de la Comunidad Valenciana”, no a los clubs de fútbol.

Los avales que la Unión Europea considera ilegales se concedieron al Valencia (75 millones concedidos por Bancaja en primera instancia, otros seis más adelante), Elche (14 millones prestados por la CAM) y Hércules (18 millones también de la CAM) “con comisiones que no correspondían en ningún caso al riesgo que corría la Generalitat”. En concreto, se aplicaron comisiones del 0,5%, cuando según la UE debían haber sido del 5,5%; de esa diferencia nacen las cantidades adicionales a la ayuda que ahora deben devolver los clubs: de 20,4 millones de euros el Valencia, 6,4 millones de euros el Hércules y 3,7 millones del euros el Elche.

En cualquier caso, la situación práctica de las tres sociedades es muy distinta. Por un lado, el Valencia sí devolvió el principal de la deuda, por lo que sólo debería afrontar la diferencia, y la solvencia económica de sus actuales propietarios está fuera de duda. En el caso del Elche, esta misma tarde se ha celebrado una reunión entre Puig, Illueca y el alcalde de la localidad, Carlos González, en la que se ha estudiado una oferta de 25 millones de euros procedentes de un grupo empresarial extranjero, oferta que las instituciones públicas han trasladado a los actuales gestores del equipo ilicitano con la intención de que sea aceptada y permita la viabilidad del club.

El caso más peliagudo es el del Hércules, que al no haber logrado el ascenso tiene difícil obtener ingresos que le permitan afrontar sus obligaciones. El IVF prevé quedarse con el estadio José Rico Pérez, que en su día se puso como garantía de la deuda, ya que no hay ofertas privadas interesadas en quedárselo en subasta. Cuando eso ocurra, Illueca afirma que “Alicante seguirá teniendo fútbol, sea con el Hércules o con el que venga en su lugar”.

Hasta el momento, los tres clubes afectados se han limitado a señalar que la resolución no les ha sido notificada oficialmente. Sólo el Valencia Club de Fútbol subraya, mediante comunicado oficial, que “la decisión de la Comisión Europea no es firme y el Club, una vez analizado su contenido, se reserva el derecho de recurrirla ante el Tribunal General de la UE con sede en Luxemburgo”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50