Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los militantes de la CUP elegirán a su secretariado en agosto

El Consejo Político aprueba que los afiliados puedan votar de forma telemática

Los diputados y regidores de la CUP este jueves en la plaça del Rei en Barcelona.
Los diputados y regidores de la CUP este jueves en la plaça del Rei en Barcelona.

Los militantes de la CUP votarán a los miembros de su secretariado la primera semana de agosto. El partido anticapitalista aprobó ayer en una reunión en Cardedeu el reglamento que regirá la selección de los integrantes de su dirección que, por primera vez, podrán ser elegidos por los militantes de forma telemática. La corriente Poble Lliure reivindicó esa medida después de que la CUP vetara las cuentas de Artur Mas. Los resultados se conocerán el 7 de agosto.

El Consejo Político de la CUP se reunió en Cardedeu y aprobó los elementos esenciales del reglamento para escoger al secretariado, que dimitió de sus cargos hace dos semanas. El calendario establece que los aspirantes podrán presentar sus candidaturas hasta el día 14 y que, por primera vez, 11 de los 15 miembros del futuro órgano representarán a equipos. Los otros cuatro serán candidaturas individuales. Las listas, que deberán presentar un plan de trabajo y los retos, deberán ser avaladas al menos por una asamblea territorial y como mínimo deberán estar compuestas por el 40% de mujeres.

Tras la reunión, la CUP emitió un comunicado en el que sostiene que con este tipo de elección “mejorará la cohesión y la capacidad de acción política”. La renovación del secretariado se acordó en la asamblea de Esparraguera, celebrada el 22 de mayo, que consagró la ruptura con Junts pel Sí, y en la que se aprobó la enmienda a favor de votar de forma telemática. Pese a que la renovación estaba prevista, el proceso se vio envuelto en medio de una gran tensión entre las dos almas del partido: la más proclive a pactar con Junts pel Sí y la que prioriza el alma anticapitalista. Seis de los 15 miembros del secretariado dimitieron y atribuyeron al resto de miembros del órgano formas poco democráticas. El otro sector rechazó las críticas y logró la complicidad de los diputados.