Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El accidente del metro fue evitable, según todos los partidos menos el PP

PSPV, Compromís, Ciudadanos y Podemos consideran responsables políticos del accidente a Francisco Camps y a Juan Cotino

Portavoces de Ciudadanos, Podemos, PSPV y Compromís en la comisión del metro presentan sus conclusiones.
Portavoces de Ciudadanos, Podemos, PSPV y Compromís en la comisión del metro presentan sus conclusiones.

PSPV, Compromís, Ciudadanos y Podemos consideran que el accidente del metro de Valencia de 2006, en el que fallecieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas, fue "previsible y evitable", porque la línea 1 de Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) "no era segura". Esta es una de las conclusiones del dictamen que estos grupos parlamentarios someterán a votación en la comisión de investigación del accidente del metro de las Cortes Valencianas el próximo 5 de julio antes de debatirse en pleno. El PP ha anunciado que presentará un voto particular.

El dictamen presentado hoy asegura que la comisión de investigación realizada en 2006 "no depuró responsabilidades políticas porque el PP, el Consell y FGV impidieron que se conociera la verdad sobre las causas del accidente", "El Gobierno del PP en complicidad con el Grupo Popular tuvo como objetivo impedir que se impusiera cualquier versión distinta de la oficial", señala el documento.

El informe considera como responsables políticos del siniestro al entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a su vicepresidente Víctor Campos, a su consejero Juan Cotino y al entonces portavoz parlamentario Serafín Castellano y al director general de Transportes Vicente Dómine.

Respecto a las responsabilidades en la gestión de Ferrocarrils de la Generalitat, las conclusiones apuntan a que hubo en la que hubo "múltiples deficiencias", de las que se considera responsable a la entonces gerente Marisa Gracia; al entonces responsable de recursos humanos Dionisio García; al director adjunto de explotación Vicente Contreras; al director de operaciones Manuel Sansano; al que fuera jefe de talleres Francisco García Sigüenza; y al jefe de talleres de València Sud Luis Miguel Domingo.

Respecto al tratamiento informativo que ofreció Canal 9 Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), los cuatro grupos parlamentarios señalan que el entonces director general del ente Pedro García y su jefe de informativos Lluís Motes fueron los responsables de la "falsedad, ocultación, falta de transparencia y amaño de noticias".

Así se detalla en el dictamen elaborado, de 296 páginas, tras 20 sesiones, 150 horas de comparecencias y más de 70 testimonios, que han presentado este viernes los diputados Ana Barceló (PSPV), Isaura Navarro (Compromís), Fabiola Meco (Podemos) y Alexis Marí (Ciudadano).

"Las causas del accidente fueron múltiples y todas tuvieron su origen en la falta de inversión y mala gestión de FGV, especialmente en materia de seguridad en la circulación", se indica en el informe, que añade: "la línea 1 del metro de Valencia tenía una Incompleta instalación del sistema de frenado FAP: faltó la instalación de balizas y/o la reprogramación de las balizas en el punto del accidente, al límite de velocidad establecido en el tramo. De haberse implementado estas medidas se hubiera evitado el accidente". El dictamen presentado por los cuatro grupos parlamentarios también recalca que "la seguridad de la circulación se hizo descansar en el factor humano [exceso de velocidad del maquinista] ante la falta de previsión e inversión en sistemas de seguridad".

La diputada de Compromís Isaura Navarro ha asegurado que "el PP tiene dos opciones: o seguir negando la verdad o sumarse a ella". "Pueden seguir mintiendo y manipulando o sumarse a este dictamen", ha indicado.

Fabiola Meco, de Podemos, ha resaltado que el dictamen evidencia la "negligencia" en la gestión de las ayudas a los familiares de las víctimas y en la búsqueda de las causas del accidente.

La portavoz socialista Ana Barceló ha puesto el acento en que el dictamen es "un trabajo técnico, profesional, basado en documentos, informes y comparecencias y alejado de apreciaciones personales o subjetivas que ha respetado la presunción de inocencia pero que ha sido valiente a la hora de establecer responsabilidades políticas".

Alexis Marí, de Ciudadanos, ha destacado, fundamentalmente, el trabajo de cooperación de los grupos parlamentarios y el "respeto a las víctimas y sus familiares y, sobre todo, a la verdad". "Nunca he sufrido tanto como en estos meses, pero nunca he hecho algo tan productivo", ha dicho.

Voto particular del PP

Por su parte, el diputado popular Alfredo Castelló ha anunciado que su grupo presentará un voto particular en el que, previsiblemente, no habrá ningún responsable político. "No tiene ningún sentido pedir responsabilidades políticas a quienes ya no están en el cargo", ha indicado Castelló que ha limitado la autocrítica a que las conclusiones de la comisión de investigación realizada en 2006 —la necesidad de cambiar la legislación para mejorar la seguridad del metro y la conveniencia de reforzar la seguridad el túnel de la línea 1 de FGV— nunca se pusieron en marcha. Castelló también ha reconocido "errores" en la contratación de la empresa H&M Sanchis para aleccionar al personal del metro antes de comparecer ante el Parlamento.