Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay una Cataluña que está conectando más que nunca”

Juan Carlos Girauta, candidato de Ciudadanos por Barcelona, reprocha al PP que no haya querido negociar tras el 20-D

El candidato por Barcelona de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta.
El candidato por Barcelona de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta.

Juan Carlos Girauta (Barcelona, 1961) es el candidato de Ciudadanos por Barcelona el 26-J. En las elecciones de diciembre logró cinco escaños.

Pregunta. No apoyarán la investidura de Rajoy pero hace días decían que lo prioritario era pactar contenidos ¿Qué ha pasado?

“Nos han querido partir la cara en múltiples ocasiones”

P.¿No es muy fuerte que Rivera diga que se tiene que partir la cara por hablar en castellano en Cataluña?

R. Eso es mentira. Dijo que algunos nos habíamos tenido que partir de cara por defender la libertad, la igualdad de los españoles y para poder hablar en catalán y castellano, que es la defensa del bilingüismo. A Ciudadanos le han querido partir la cara en múltiples ocasiones. Dos miembros de ERC fueron condenados por amenazas de muerte a Rivera. Le han montado escraches los de la inmersión. Nos han destrozado dos sedes 10 veces. Nos rompen los cristales. Y a militantes les han partido literalmente la cara. Él hablo de las chicas agredidas por querer ver la selección. Que me digan que es falso en esa frase.

Respuesta. No hay ningún cambio. Siempre hemos dicho que no puede ser presidente ni liderar esta etapa de regeneración. Es imposible.

P. ¿Ve el riesgo de unas terceras elecciones?

R. Sería un espectáculo lamentable. Estaríamos diciendo: ‘Vamos a repetir hasta que salgan los dados que nos convienen’. Y nosotros no queremos tirarlos. Es muy frívolo que el PP se haya echado cuatro meses de siesta sin negociar. Me da pavor que Rajoy diga que va a hacer lo mismo.

P. Firmaron un acuerdo con el PSOE pero Meritxell Batet dice que está más cerca de pactar con Podemos.

R. Si se hubiera impuesto el espíritu Batet, Sánchez sería presidente e Iglesias tendría la televisión, Defensa, CNI e Interior. Que sirva de toque de atención para tanto votante socialista de buena fe que cree que votando PSC vota PSOE. Que lo piensen dos veces: si vota el acuerdo nos debe votar a nosotros.

P. Perdieron 250.000 votos respecto al 27-S ¿Qué hicieron mal?

Que se lo piensen dos veces los electores del PSC porque cuando votan, no están votando al PSOE"

R. No tengo sensación de fallo. 500.000 votos y ganar en Barcelona a CDC es motivo de celebración. No tiene sentido comparar entre elecciones y más cuando el 27-S fue un plebiscito.

P. Pero ahora apelan al origen catalán de Rivera y Ciudadanos y antes no.

R. Entonces no se hizo bien y ahora sí. Ya hicimos autocrítica. Hay una Cataluña que está conectando más que nunca. Yo quiero contar que frente a quienes se apoderan de Cataluña hay otros que han creado un partido de dimensión nacional, con 3,5 millones de votos, y que su candidato, portavoces y ejecutiva son catalanes.

El PP ha sido muy frívolo. Se ha echado una siesta de cuatro meses. Me da pavor cuando oigo a Rajoy decir que va a hacer lo mismo"

P. ¿Lo ocultaron por si no gustaba en el resto de España?

R. ¡No! Era incompatible con la campaña presidencialista del 20-D, sin más matiz y voz, pero esta es coral. Sería tonto que no hiciera una campaña así cuando Cataluña ha vivido sometida a la hegemonía de un imaginario nacionalista. Ha producido eso pero también el proyecto más importante de transformación de España.

P. ¿Teme que se lo reprochen fuera de Cataluña?

R. Seguro. Nacionalistas de otro tipo. Es como cuando dicen que no puede ser presidente alguien que se llama Albert o cuando le abuchean en el Congreso, y a otros diputados no, por decir unas frases en catalán. Eso es lo más gordo que he visto. Querían decir: ‘Es imposible que haya un proyecto nacional que empiece hablando en catalán y con sede en Barcelona’. Pues ha ocurrido y ocurre. Y se lo van a tener que comer con patatas.

P. ¿Buscan el voto moderado del catalanismo?

Los señoritos centraditos, de orden y de derechas de toda la vida, de CDC, han creído que podían cabalgar un tigre (la CUP)

R. El gran error histórico del catalanismo contemporáneo ha sido no sumarse a la gobernabilidad de España. Nuestra voluntad es al revés. Les distingue además una corrupción gigantesca y eso es una canallada. Y sí, si fuera un votante del catalanismo normal y no el que se ha echado al monte y que dice que no hay nada que hacer con España tendría claro a qué partido votar.

R. Pero hablan de catalanismo.

R. ¡No! Hablo de catalanidad, que es una condición. Y el catalanismo es una opción ideológica. La condición de ser catalán está siendo apropiada por quien la identifica con una opción política. Y es terrible: es contraria al espíritu democrático.

P. ¿Por qué nunca abanderan la lucha contra inmersión en campaña?

R. ¿Cómo vamos a hacerlo cuando se incumplen las sentencias? Nuestro modelo es el trilingüe. Digo que el día en que Arrimadas sea presidenta los niños tendrán el mismo trato en cuanto a lenguas vehiculares que los de las mejoras escuelas privadas.

Lo más gordo que he visto es que abuchearan a Albert Rivera por decir unas frases en catalán en el Congreso y a los otros diputados, no"

P. Ese modelo figura en el documento que firmó con Ciudadanos pero no hizo esa lectura.

R. El PSC por suerte firmó un acuerdo escrito negro sobre blanco donde sale la palabra trilingüe y no la inmersión. Pueden estirar la realidad todo lo que quieran pero está ahí.

P. Tras la ruptura de Junts pel Sí y la CUP ¿Otea elecciones?

R. Si, quizá en invierno. No le veo otra salida. Esa alianza es un castillo de naipes. Juntar un partido antisistema con CDC da como resultado un ser monstruoso. Esas cosas no se mezclan. Los señoritos centraditos, de orden y de derechas de toda la vida, de Convergència han creído que podían cabalgar un tigre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >