Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres heridos en un tiroteo entre clanes emparentados en Sant Roc

Los Mossos buscan a tres hermanos como presuntos autores de los disparos

Tres personas resultaron heridas este martes por arma de fuego en un tiroteo en el barrio barcelonés de Sant Roc, en Badalona, en una pelea. El enfrentamiento empezó a las cinco y media de la tarde, en la calle de Marquès de Montroig, entre clanes gitanos emparentados. Varios testigos avisaron en ese momento al 112.

Al llegar al lugar, los Mossos d'Esquadra encontraron a tres personas heridas por arma de fuego. Una de ellas, la de más gravedad, de 45 años, tenía una herida en el abdomen y tuvo que ser trasladada al hospital de Can Ruti. Las otras dos personas, un hombre de 70 años y otro de 24, presentaban también heridas por arma de fuego, y fueron trasladas a Can Ruti y a la Vall d’Hebron de Barcelona.

La policía catalana busca a tres hombres como presuntos autores de los disparos, que huyeron en un Audi A4, según fuentes policiales. La principal hipótesis que baraja la policía es que la agresión responde a un enfrentamiento entre las dos familias por una cuestión sentimental, según otras fuentes del caso.

Los tres sospechosos son hermanos de la mujer casada con el principal herido, conocidos como Los Bichos, que presumiblemente huyeron en dirección a Vilassar de Mar, en el Maresme, donde podría residir alguno de ellos. A última hora de este martes, la policía catalana seguía buscando a los fugitivos, y también a la esposa del principal herido.

Mientras, los familiares de los tres hombres heridos se arremolinaban en el hospital, donde pudieron vivirse algunas escenas de tensión, lo que provocó que en todo momento los Mossos estuviesen presentes.

Políticamente, también tuvo eco lo sucedido. El diputado de Convergència y concejal en el Ayuntamiento de Badalona Ferran Falcó aseguró que el tiroteo obliga a poner “los pies en el suelo a todos, incluido el Gobierno municipal”. Acusó al anterior equipo, que lideraba el popular Xavier García Albiol de “dejar hacer” y “dejar pasar ciertas actitudes”. Y pidió que se recupere “la presencia y autoridad policial”, además del “trabajo social intenso”. De otra forma, “Sant Roc seguirá dando pasos de gigantes hacia el pasado más oscuro”, escribió a través de la red social de Twitter.

Los enfrentamientos en la comunidad gitana tensionan los estratos políticos, policiales y sociales porque en ocasiones comportan amenazas y venganzas. En La Mina, centenares de personas tuvieron que abandonar sus casas después de que matasen al miembro de uno de los clanes de la zona. A cuentagotas, algunas personas han podido ir regresando al barrio.