_
_
_
_

Collboni reclama consenso para el nuevo plan de hoteles

Los concejales del PSC se integran en el Gobierno de Colau

Clara Blanchar
Jaume Collboni, Gerardo Pisarello y Ada Colau, en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona
Jaume Collboni, Gerardo Pisarello y Ada Colau, en el pleno del Ayuntamiento de BarcelonaALBERT GARCÍA

Tras dos semanas en el Ejecutivo de la alcaldesa Ada Colau, el segundo teniente de alcalde de Cultura e Innovación, Jaume Collboni, y los otros tres concejales socialistas no han tenido tiempo de cambiarse de despacho. “Hemos subido a un tren en marcha y hay que dar respuesta a lo que venía de antes. Estamos en la fase en la que lo urgente, lo importante y lo estructural están al mismo nivel”, explica el edil socialista. Marca perfil propio: “El mensaje es de continuidad institucional, que no significa continuismo”. Los socialistas quieren “poner acento” en determinadas cuestiones. Advierte, por ejemplo, de la necesidad de lograr “consenso social y político” para aprobar el PEUAT, el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos, cuyo plazo de exposición finaliza el próximo martes.

“Venimos de posiciones distintas y el resultado será distinto del de la aprobación inicial”, señala Collboni sobre un plan que prevé centrifugar los hoteles a la periferia y no dar ni una licencia más de pisos turísticos. El PEUAT recibirá un alud de alegaciones y el socialista entiende que para que el pleno lo apruebe definitivamente habrá que hacer cambios. Crítico con la moratoria de nuevas aperturas en toda la ciudad y pensando también en el empleo, Collboni ha pedido en varias ocasiones levantar parcialmente la moratoria y es partidario de tener en cuenta la presión turística que tienen los distintos barrios y las molestias que provoca cada tipo de alojamiento.

El flamante teniente de alcalde explica que tanto él como el resto de regidores del PSC —Daniel Mòdol (Arquitectura y Patrimonio y Sarrià Sant-Gervasi), Montse Ballarín (Comercio y Eixample) y Carmen Andrés (Infancia, Juventud y Mayores y Sant Andreu)— se han presentado en todos los organismos y distritos donde ahora tienen responsabilidades.

En el plano económico, el socialista ha visto como los sectores económicos aplaudían su llegada, como ocurrió la semana pasada en el Fórum Nueva Economía. “Hemos notado que algunos sectores respiraban más tranquilos”, afirma. “Esto no quiere decir que no hagamos cambios en el turismo o la política industrial. La confianza de los sectores económicos no es sinónimo de que no tocaremos nada”, explica. También defiende la vocación de los socialistas “de resolver temas”. Por ejemplo, las consecuencias para los comerciantes de la crisis del Banco Expropiado.

"Hay sectores tranquilos con nuestra entrada"

Otro frente es el cultural. Collboni ha desembarcado en época de festivales —Primavera Sound, presentación del Sónar, premios FAD— y tiene centenares de peticiones de encuentros del sector. Ya se ha reunido varias veces con el equipo del Instituto de Cultura, por ahora trabaja con la comisionada de cultura, Berta Sureda, y espera tener el nuevo equipo en un par de semanas. Un equipo en el que no habrá comisionado, ha afirmado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el núcleo duro del Gobierno, Collboni tiene buena sintonía personal con la alcaldesa. “Se han descubierto mutuamente”, aseguran varias fuentes. La integración en el ejecutivo se ha producido a todos los niveles: los cuatro nuevos concejales asisten a las comisiones de gobierno y Collboni participa en el almuerzo semanal de los tenientes de alcalde en la octava planta del anexo al Ayuntamiento. El socialista apunta, además: “En el ámbito técnico ya nos conocen”. Sobre todo a Carmen Andrés y Montse Ballarín, veteranas en la casa, que subrayan lo “apasionante” y “ágil” de sus aterrizajes.

Collboni tiene derecho a coche oficial pero sigue desplazándose en moto o, si lo necesita, pidiendo vehículos de los que en la Casa Gran se conocen como “la rueda”, los que están a disposición de quien los necesite. Ha nombrado gerente de su tenencia a quien era el coordinador del grupo municipal, Salvador Illa; a Albert Dalmau como jefe de gabinete y mantiene a Gemma Torrents como responsable de comunicación. Desde el área de prensa se han asumido sus áreas y las del resto de concejales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_