“No tienen vergüenza de hacer una huelga tan salvaje”

Los usuarios se quejan de las aglomeraciones y los problemas causados por el sindicato SEMAF

Cola de pasajeros en Atocha durante la jornada de huelga de Renfe.
Cola de pasajeros en Atocha durante la jornada de huelga de Renfe. JAIME VILLANUEVA

Andenes repletos de personas y trenes a rebosar es el panorama que se ha vivido esta mañana en las cercanías de Madrid. El principal motivo es la huelga de maquinistas convocada por el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (SEMAF) que ha pedido a Renfe que aumente el número de contrataciones en el sector de los conductores. La directora general de Operaciones de Renfe, Berta Barrero, ha admitido hoy la existencia de "algunos problemas" en las horas punta de la mañana en el tráfico ferroviario en el núcleo Madrid por la huelga.

En palabras de Barrero se han suspendido a primera hora de la mañana 50 de los 500 trenes previstos y ha apuntado que tanto en Valencia como en Madrid se han producido incumplimientos de los servicios mínimos. En Madrid y en la zona del Corredor del Henares -la más afectada- esas infracciones fueron el 10%.

Algunos usuarios han sido más previsores y han salido media hora antes de casa, ya que sabían de antemano que hoy había huelga. Ha sido el caso de Eva, una vecina de Parla que trabaja en Vallecas. "He preferido adelantarme por si ocurría algo y la verdad es que he tenido mucha suerte. Ahora, a la vuelta, que salgo a las diez y media de la noche, veremos qué pasa. Eso sí, iré con mayor tranquilidad".

Mayor enfado se ha llevado Juan, un estudiante asturiano que iba con su bicicleta y pretendía ir desde Atocha a la estación del Pozo. Tras esperar más de 20 minutos en el andén, ha decidido marcharse en el metro. "No tienen vergüenza. Ponían en el panel informativo que quedaban cinco minutos, pero no cambiaba cada cinco o seis minutos, por lo que se hace inútil el esperar", se quejaba este joven que estaba indeciso de si irse en la propia bici a su casa. "Me han fastidiado porque tenía que llegar a comer y a este paso lo haré a las tantas", ha protestado.

Un enfado similar se podía percibir en la voz de Ana Antón, una vecina de Alcobendas que tenía que ir a trabajar a Fuenlabrada. Ha acudido esta mañana, como siempre a las ocho de la mañana a su estación, pero no se ha logrado montar hasta las nueve y cuarto. "Se han saltado cuatro trenes y justo en plena hora punta. Seguro que pueden hacer huelga de otra forma y no molestar tanto a los usuarios", afirmaba esta empleada en captación de clientes. Ha llegado a su destino a las 10.40, justo cuando ya se había pasado la mitad de su jornada laboral. "Hoy he perdido el día. Lo que tengo claro es que la vuelta a casa la haré en autobús", se quejaba. 

La previsión que hace Renfe sobre cómo afectará esta primera jornada de huelga convocada por el sindicato de maquinistas Semaf apunta a que, en principio y salvo estos incumplimientos, no se cancelará tren alguno en AVE y Larga Distancia. El incumplimiento de los servicios mínimos ha obligado al uso de autobuses y trenes de doble composición, además de que los trenes han transitado con más viajeros de lo habitual.

La huelga se desarrolla con unos servicios mínimos que el sindicato convocante ha considerado "excesivos". Son del 75% de los trenes en el horario punta: de seis de la mañana a nueve de la tarde, de 13.30 a 15.30 y de 18.30 a 20.30. El resto de la jornada se reduce al 50%. 

Las estaciones de Cercanías de la región se han visto desde primera hora con mayor número de viajeros, que se han amontonado en los andenes ante la menor frecuencia de los servicios. Los mayores problemas se han dado en las estaciones donde hay intercambiadores de transportes y donde confluyen dos o más líneas, como ha sido el caso de Atocha, Nuevos Ministerios y Chamartín, además de las cabeceras de las líneas.

Algunos pasajeros han optado por dejar el transporte por Cercanías y han optado por los autobuses interurbanos, que también han notado un ligero aumento con respecto a otros días.

Los usuarios se han quejado en las redes sociales de las estrecheces que han sufrido en los vagones. Algunos incluso han señalado que el ganado "viaja con mejores condiciones" que ellos. También han destacado que Renfe no estaba facilitando en las diversas estaciones ni justificantes de retraso para presentarlos en los trabajos ni los libros de reclamaciones.

Fuentes de la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil y de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han confirmado a EL PAÍS que hasta el momento no han recibido ninguna denuncia o aviso de altercado o incidente destacado en la red ferroviaria.

Renfe ha destacado que no tiene datos desagregados del seguimiento de la huelga en Madrid, mientras que el portavoz del SEMAF, Juan Jesús García Fraile, ha acusado a Renfe de intentar sacar más convoyes de los permitidos por los servicios mínimos que ha fijado el Ministerio de Fomento. García Fraile ha asegurado que el seguimiento ha sido del 100% en la plantilla que podía hacer la huelga. Este sindicato ha pedido que se aumenten las contrataciones ya que en los últimos años se han perdido más de 600 maquinistas.

Sobre la firma

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción