Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Les Arts estrena ‘Café Kafka’, ópera contemporánea sobre la inestabilidad

El valenciano Francisco Coll representa en Valencia la obra con la que triunfó en Londres

Presentación de Café Kafka en el Palau de les Arts de Valencia. Ampliar foto
Presentación de Café Kafka en el Palau de les Arts de Valencia. EP

El Palau de les Arts de Valencia estrenará el domingo 22 de mayo Café Kafka, una ópera contemporánea en un solo acto del valenciano Francisco Coll sobre la "inestabilidad" y el "desasosiego" de nuestros días desarrollada en un escenario con forma de bar inspirado en los cuadros de Mondrian.

Será el segundo montaje de la obra que Coll, de 30 años, representó por primera vez en Inglaterra en 2014 con críticas muy favorables, según ha recordado este viernes Davide Livermore, intendente del Palau de les Arts. "¿Podría ser Coll el compositor que España ha estado esperando durante mucho tiempo?", escribió en 2014 la BBC. "Podría convertirse en un clásico", afirmó el diario británico The Independent.

"Se trata de una excelente propuesta para acercarse a la música contemporánea. Tiene una duración inferior a una hora. Es una partitura viva y colorida, con fuerza, que cuenta historias de nuestro tiempo y de cómo nuestra alma vive hoy", ha afirmado Livermore.

La historia de Café Kafka está inspirada libremente en textos del escritor nacido a finales del siglo XIX en Praga, cuando la ciudad formaba parte del Imperio Austrohúngaro. Cuenta con la dirección musical del norteamericano Christopher Franklin y la dirección de escena de Alexander Herold. El libreto, en inglés, fue escrito por la australiana Meredith Oakes, con quien Coll ya prepara otra obra que, como la primera, es un encargo de la Royal Opera House de Londres, también conocida como Covent Garden.

"Kafka narró una ficción que hoy vivimos como una realidad. Habla de nosotros mismos", ha explicado Coll. "Una época llena de inestabilidad emocional y social como la nuestra requería una música inestable".

El director musical ha comparado la obra del compositor valenciano con la Consagración de la primavera, de Stravinsky, "pero más angustiosa". "Es una música escrita el otro día, todavía fresca. Un estilo completamente nuevo", ha proseguido Franklin, que obliga a la orquesta y los cantantes a "salir de su zona de confort".

"Si Verdi o Mozart escribieran hoy día no lo harían como entonces. Los compositores crearon en su momento dificultades a los cantantes, que más tarde se han aprendido", ha dicho Coll.

Café Kafka contiene una crítica "a la cultura del espectáculo, que ha desviado en cierta forma a la gente, quitándole los puntos de referencia, trastocando los valores"; "esta no es la era de la angustia, como el siglo XIX, sino de la depresión", ha opinado el compositor,

Los músicos actuarán sobre el escenario porque el montaje carece de foso, y también de telón. Herold ha indicado que la escena trata "romper moldes como el autor ha hecho con la obra". Y que esta en ocasiones no parece tanto una ópera como teatro o "ballet".

El director de escena ha buscado, con los colores característicos de Mondrian, transmitir una armonía que Coll rompe con la música. Herold ha intentado al mismo tiempo reflejar —con una barra y taburetes, una hilera de botellas y sillas recogidas sobre las mesas de un bar de copas— "la soledad, que es probablemente el hilo conductor de la historia".

Los papeles protagonistas serán interpretados por Míriam Zubieta, Tatiana Irizarry, Pablo García, Elisa Barbero, William Purefoy y Pablo Aranday. La obra se representará en la sala Martín y Soler los días 20, 22, 25, 28 y 31 de mayo.

Más información