Fomento y la Comunidad bloquean el plan de Carmena para la Operación Chamartín

Pastor asegura que este proyecto así "no se llevará a cabo nunca", Cifuentes recuerda que tiene la última palabra y la alcaldesa incide en que el Gobierno es "muy provisional"

La ministra en funciones de Fomento, Ana Pastor (Partido Popular), y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (Partido Popular), han trasmitido esta mañana a la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena (Ahora Madrid), su total oposición al proyecto urbanístico presentado la semana pasada por el Ayuntamiento para la Operación Chamartín en sustitución del diseñado por el BBVA y la constructora San José para esta zona de 320 hectáreas en el norte de la ciudad. Carmena, por su parte, ha confiado en poder alcanzar un acuerdo pero ha recordado que “estamos a la entrada de unas elecciones y el Gobierno es muy provisional”. Siendo eso así, lo que no es provisional en cualquier caso es el Ejecutivo regional, que le ha recordado, en forma de amenaza velada, que quien tiene la última palabra para aprobar el plan urbanístico del Ayuntamiento es precisamente la Comunidad.

La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (fondo-2i), durante la reunión de hoy.
La ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (fondo-2i), durante la reunión de hoy. Juan Carlos Hidalgo (EFE)
Más información
Madrid entierra definitivamente la Operación Chamartín diseñada por el BBVA
Carmena reduce a la mitad los pisos y oficinas de la Operación Chamartín
Los conflictos municipales restan atractivo a la inversión inmobiliaria
Madrid Puerta Norte
La Operación Chamartín queda a expensas de las elecciones del 26-J

Pastor, Cifuentes y Carmena han celebrado esta mañana durante algo más de una hora el primer encuentro de las tres Administraciones para tratar el plan municipal para la Operación Chamartín, al que también ha asistido el presidente del BBVA, Francisco González. Dentro de 15 días volverán a reunirse, según han avanzado hoy. El pleno municipal enterrará la semana que viene definitivamente, con el voto a favor de Ahora Madrid y el PSOE, el proyecto Distrito Castellana Norte, impulsado por el BBVA y San José, de forma que el desarrollo urbanístico de esta zona de la ciudad quedará a expensas del plan del Ayuntamiento.

A tenor de las declaraciones esta mañana del Ministerio de Fomento, propietario de la mayoría del suelo y de la estación de Chamartín, entre otras infraestructuras clave, el plan municipal carece de futuro a menos que en las elecciones generales del próximo 26 de junio cambie de manos el Gobierno central. El PSOE ya ha avanzado que, en caso de llegar a La Moncloa, respaldará el proyecto de Ahora Madrid (una coalición en la que, entre otras fuerzas, participa Podemos). Quedará en cualquier caso por resolver el escollo de la Comunidad, que es propietaria del suelo y de infraestructuras clave (entre ellas, el Metro), y que además tiene la competencia última sobre la aprobación o no de los cambios urbanísticos.

El plan municipal Madrid Puerta Norte.
El plan municipal Madrid Puerta Norte.EL PAÍS

Pastor: "No es viable"

La ministra de Fomento ha comparecido tras la reunión refiriéndose a la operación en discusión como Distrito Castellana Norte, es decir, con la denominación del plan impulsado por el BBVA y San José (con el apoyo de las tres Administraciones cuando éstas, hasta mayo de 2015, estaban en manos del PP). “Tanto la Comunidad como el concesionario como esta casa le hemos transmitido [a Carmena] que tiene que reflexionar, porque ha puesto sobre la mesa un proyecto que no es viable”, ha indicado la ministra, que ha lamentado además que se renuncie “a un gran proyecto”, en referencia al impulsado por el BBVA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En opinión de Fomento, el plan urbanístico municipal no es viable desde el punto de vista ferroviario, es decir, en lo que afecta a la estación de Chamartín y al resto de infraestructuras ferroviarias. “No resuelve los problemas de los barrios del entorno de la estación (Begoña y Fuencarral), no tapa las vías del tren y no asume más estaciones de Cercanías y de metro”, ha desgranado Pastor.

La mitad de viviendas

Distrito Castellana Norte ordenaba un área de 320 hectáreas, con 17.699 viviendas y una zona financiera con el rascacielos más alto de la Unión Europea (70 plantas). El Ayuntamiento de Madrid presentó la semana pasada un plan urbanístico que mantiene el mismo coeficiente de edificabilidad, pero reduce la superficie sobre la que se calcula al excluir la red viaria y ferroviaria.

El suelo lucrativo queda recortado así a la mitad. Pasa de 1.774.000 metros cuadrados residenciales a tan solo 458.724, de forma que las viviendas se reducen a 4.600. El suelo terciario (comercio y oficinas) se rebaja de 1.387.000 a 582.275 metros cuadrados.

Esa reducción de plusvalías viene acompañada de menores inversiones, de forma que todo el plan municipal se pueda costear con los beneficios de la venta del suelo público. Está prevista la ampliación de la estación de ferrocarril de Chamartín y de los nudos de carreteras Norte y de Fuencarral.

Fecha límite: 31 de diciembre

“Le pedimos [a Carmena] que reflexione porque la propuesta no podría realizarse con el vigente Plan General de Ordenación Urbana”, ha añadido, y hacer las modificaciones correspondientes conllevaría “un retraso de tres años”. Pastor ha recordado que el 31 de diciembre caduca la concesión del BBVA y San José sobre los terrenos del Ministerio de Fomento.

En este momento, el 82% del suelo afectado por el plan urbanístico es público. En un ámbito de 3.184.936 metros cuadrados, Renfe y Adif poseen 1.963.515. El Ayuntamiento tiene 319.418; Fomento, 148.814; el Canal de Isabel II, 118.250; la Comunidad, 51.589. Pero Renfe y Adif (que dependen de Fomento) se han comprometido a vender 1.919.017 metros cuadrados al BBVA y San José cuando se apruebe (si se aprueba) el plan urbanístico. Este es el compromiso que caduca el próximo 31 de diciembre, y que los promotores privados han usado como palanca de presión a favor de su proyecto.

En opinión de Pastor, el plan municipal “haría que Distrito Castellana Norte no se lleve a cabo nunca”, en referencia no sólo al proyecto del BBVA y San José, sino a la Operación Chamartín en su conjunto, la lidere quien la lidere. “Tanto la Comunidad como Fomento, Adif, Renfe y el concesionario ven que este plan es inviable”, ha concluido la ministra.

El "malestar" de Cifuentes

Guerra de cifras con el empleo

El Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital se han intercambiado hoy alusiones a los puestos de trabajo que la Operación Chamartín podría crear.

La ministra, Ana Pastor (PP), ha lamentado que descartar el proyecto Distrito Castellana Norte, impulsado por el BBVA y San José, supone la pérdida de 1,2 millones de empleos. Se trata de un lapsus, puesto que los promotores privados han cifrado la creación de empleos prevista por su proyecto en 120.000.

En cualquier caso, se trata de una previsión imposible de comprobar y que además se extiende durante un periodo de 20 años (el plazo para desplegar todo su proyecto). E igualmente imposible de comprobar es la previsión realizada por la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), que considera que su plan crearía 158.000 empleos.

Pese a ello, la presidenta regional, Cristina Cifuentes (Partido Popular), ha insistido en que el plan municipal “va a suponer la pérdida de muchos puestos de trabajo”. “Con el anterior proyecto se calculaba la creación de 120.000 puestos de trabajo que con el proyecto del Ayuntamiento no se crearían”, ha añadido. Sin tener en cuenta la proyección municipal, ha hecho su propio cálculo: como la superficie lucrativa (viviendas, oficinas, etcétera) se reduce a la mitad, “habría al menos la mitad [de empleos] que no se podría crear”.

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, ha asegurado a continuación que ha transmitido a la alcaldesa en la reunión su “malestar por haber conocido este proyecto a través de los medios de comunicación, y el malestar por conocer que se ha cambiado completamente un proyecto de manera unilateral”. “Hay tres Administraciones implicadas, y ha sido una la que ha modificado un proyecto que afecta a todas”, ha añadido. “De un análisis somero, constatamos que hay un perjuicio claro para los madrileños porque se van a dejar de construir unas infraestructuras que son muy necesarias, que tienen que ver con el metro, la red de Cercanías y un nudo de carreteras que es imprescindible; supone además muchas menos zonas verdes para los madrileños, y no se van a poder soterrar las vías en el distrito de Chamartín”, ha añadido.

Carmena, por su parte, la última en intervenir ante los periodistas tras la reunión, ha recordado que Distrito Castellana Norte “se tramitó en un año y cuatro meses, cuando se quieren hacer las cosas se hacen muy rápido”. Uno de los argumentos fundamentales del Ayuntamiento es que, de acuerdo con el proyecto impulsado por el BBVA y San José, la reforma de infraestructuras clave como la estación de Chamartín o el nudo Norte de carreteras no se acometería hasta dentro de ocho o 10 años, mientras que el plan municipal prevé iniciar esas obras a finales de 2017 o inicios de 2018.

Además, como también ha recordado esta mañana Carmena, la Operación Chamartín lleva ya más de 20 años parada, en su opinión “algo absolutamente dramático” que achaca “a un tejido de intereses”. “Nosotros proponemos ponerla en marcha definitivamente”, ha añadido.

Los terrenos afectados por la Operación Chamartín.
Los terrenos afectados por la Operación Chamartín.ÁLVARO GARCÍA

"Un Gobierno muy provisional"

BBVA: Un proyecto "extraordinario" pero sin relevancia económica

Distrito Castellana Norte, impulsado por el BBVA (75,5%) y la constructora San José (24,5%), ha participado en la reunión convocada por el Ministerio de Fomento (Partido Popular) pero ha rehusado comparecer luego ante los periodistas, como sí han hecho la ministra, Ana Pastor (sin admitir preguntas), la presidenta regional, Cristina Cifuentes (PP), y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena (Ahora Madrid).

Fuentes del BBVA han indicado después la posición de su presidente, Francisco González, que ha querido “reiterar” en la reunión que el proyecto “no es relevante desde el punto de vista económico” para el banco, pero sí cuenta con “su apoyo total” porque lo considera “necesario y extraordinario para Madrid y para España”.

La alcaldesa ha admitido que tanto la ministra como la presidenta regional “han manifestado su disconformidad” con el plan municipal, “pero ha habido algo muy importante en esta reunión, se ha llegado al punto de que es necesaria una reflexión”. “No conocen bien el proyecto”, se ha lamentado, para defender a continuación que es el Ayuntamiento quien es competente para “hacer la planificación urbana”. Además, Carmena ha recordado que el plan municipal no requeriría de inversión pública, puesto que las infraestructuras se ejecutarían con las plusvalías de la construcción del centro de negocios proyectado junto a la estación.

 “Tenemos mucha confianza en que, si se estudia en profundidad, se podrá llegar a acuerdos”, ha añadido la alcaldesa. Pero, a continuación, ha recordado: “Estamos a la entrada de unas elecciones, las segundas que se celebran de forma inmediata, estamos ante un gobierno muy provisional. El Ayuntamiento intentó esperar [para presentar el proyecto] a que se constituyera un Gobierno definitivo, pretendimos esperar, pero como ha pasado lo que ha pasado y se ha demorado tanto, hemos tenido que actuar”. “Es importante que hagamos los esfuerzos necesarios para que las tres Administraciones y la concesionaria podamos llegar a un acuerdo”, ha concluido Carmena.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS