Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña y Baleares trabajarán juntos por un sistema de financiación

Los dos ejecutivos crearán una comisión bilateral y un grupo de trabajo liderado por López Casasnovas

Francina Armengol, Carles Puigdemont y Santi Vila.
Francina Armengol, Carles Puigdemont y Santi Vila. EFE

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, han pactado hoy crear un grupo técnico de trabajo conjunto para estudiar un nuevo sistema de financiación autonómica, partiendo de que ambas comunidades están infrafinanciadas. Armengol y Puigdemont se han reunido en Palma para abordar cuestiones que son de interés para ambas comunidades y posteriormente se han trasladado al monasterio de Cura, en el municipio mallorquín de Algaida, para firmar el convenio bilateral por el que Baleares reingresa en el Instituto Ramon Llull.

La presidenta balear ha anunciado que los dos ejecutivos crearán una comisión bilateral y pondrán en marcha un grupo de trabajo sobre el modelo de financiación que liderará el economista menorquín experto en balanzas fiscales Guillem López Casasnovas. El punto de partida es que ambas comunidades comparten "una situación de infrafinanciación histórica desde el Gobierno de España" y aportan al sistema muchos más recursos de los que reciben, ha explicado Armengol, que ha señalado que el caso de Baleares se agrava por la insularidad.

Puigdemont ha recalcado que, partiendo cada comunidad de "sus realidades y sus proyectos", y teniendo en cuenta que "cada uno tiene su estrategia", Cataluña y Baleares compartirán "una mesa de trabajo conjunta desde el punto de vista técnico". La colaboración con Baleares ha sido calificada por el presidente catalán "un frente técnico". "Aunque nuestro mejor sistema de financiación de futuro se llama estado independiente", ha puntualizado Puigdemont.

"Nosotros en eso no entramos", ha matizado Armengol para distinguir entre los proyectos políticos diferenciados y el interés común en un nuevo sistema de financiación. La presidenta balear aboga por una nueva financiación autonómica en la que prime el principio de ordinalidad. Puigdemont y Armengol han coincidido en que el encuentro de hoy supone recuperar la normalidad institucional en las relaciones entre las dos comunidades, algo que ya practican los ciudadanos de ambas regiones.

La unión de ambas comunidades también se ha expresado con el reingreso de las islas en el Institut Ramon Llull, que ambos mandatarios han solemnizado en un acto celebrado en el aula de Gramática del monasterio de Cura, lugar emblemático en la biografía del sabio medieval mallorquín. Armengol ha definido el día de hoy como "importante, emocionante e ilusionante" por la recuperación de la cooperación cultural con Cataluña, una muestra de la "normalidad que no se debería haber roto".

La presidenta del Gobierno catalán ha recordado que Baleares fue una de las fundadoras del Instituto Ramon Llull hace 14 años y ha recalcado su malestar por los dos abandonos de la institución por parte de las islas, ordenados por ejecutivos del PP. Armengol confía en que el acuerdo firmado hoy perdure y sea "un retorno para no volver a salir nunca". Puigdemont ha destacado que cuando se esgrime la amenaza de expulsión de la Unión Europea para advertir contra la independencia de Cataluña él plantea que Europa no puede prescindir de un país que tiene entre sus referentes culturales a una figura tan importante para todo el continente como el místico mallorquín. "Hablamos la lengua de Llull", ha subrayado.