Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 62% de las bases de Colau apoya el pacto de Gobierno con el PSC

La participación de la militancia de Barcelona en comú apenas alcanza el 27,6%

Jaume Collboni y Ada Colau, en la presentación del acuerdo.
Jaume Collboni y Ada Colau, en la presentación del acuerdo.

Vía libre al gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Barcelona entre el equipo de la alcaldesa Ada Colau y los cuatro concejales del PSC. Las bases de Barcelona en comú han apoyado con un 62,5% de votos favorables frente a un 32,8% de negativos un acuerdo que la militancia socialista también ha apoyado con un 89% de los votos en una consulta en la que participó el 40 del censo.

"Muy contenta con los resultados. Un sí exigente. Seguimos adelante, con la confianza en que el cambio no se detiene", valoró la alcaldesa, celebrando que la militancia “ha mostrado confianza en el Grupo municipal y madurez para leer la complejidad del momento, que nos acercamos por objetivos y no por siglas para hacer políticas de cambio”.

En la formación de Colau la participación apenas alcanzó el 27% de los 9.422 inscritos en el registro de la organización, un censo que se creó durante el proceso de confluencia entre Guanyem, ICV y Podemos. La organización valoró anoche la participación, “que supera la de otros procesos consultivos”.

Campaña por el sí

El resultado llega tras una intensa campaña defendiendo el sí al pacto por parte de la cúpula de la formación ante el recelo de parte de las bases. La misma Colau llamaba “régimen” hace un año a los socialistas, como se ha encargado de recordar la oposición. Entre los que han defendido públicamente el sí figura Adrià Alemany, Responsable de Relaciones Políticas e Institucionales del partido. En un largo comentario publicado en Facebook explicaba a comienzos de semana sus argumentos para votar sí, aunque reconocía: “No es un pacto que me entusiasme. Seamos claros”.

Un sentimiento bastante arraigado incluso dentro del propio equipo de la alcaldesa. “A nadie le hace gracia, pero es lo que hay”, decía en vísperas al plenario de la semana pasada un cuadro del gobierno. También el número dos de Colau, el portavoz del Gobierno, Gerardo Pisarello, tranquilizaba la semana pasada a su gente asegurando que BComú mantendrá el control sobre las áreas duras del ejecutivo: economía, urbanismo y derechos sociales.

También el diputado de En comú podem en el Congreso, Marcelo Expósito, expuso sus razones para votar sí pese a haber “crecido políticamente contra los gobiernos socialistas”. “Es un buen acuerdo”, decía tras pedir confianza en los 11 concejales que han protagonizado “un año heroico”.

Más información