Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los teléfonos móviles serían el sueño de Stalin”, dice Richard Stallman

El gurú insta a los Estados a migrar al 'software libre' para defender la democracia

Richard Stallman en su reciente intervención en RETINA Ampliar foto
Richard Stallman en su reciente intervención en RETINA

"Los teléfonos móviles serían el sueño de Stalin. El nivel de espionaje es hoy superior al que hubo en la Unión Soviética y amenaza la democracia. Richard Stallman, padre del sistema operativo GNU y gurú del software libre, ha llevado este lunes a la Universidad Politécnica de Valencia su soflama informática contra los llamados programas "privativos" y el control que, según denuncia, las grandes compañías de tecnología ejercen sobre los usuarios.

Stallman, que ha pronunciado una larga conferencia ante un paraninfo repleto sobre todo de jóvenes estudiantes, ha instado a los Gobiernos estatales y al resto de Administraciones a migrar al software libre en defensa de los derechos de los ciudadanos y de su independencia.

La filosofía del programador neoyorquino encuentra eco en las aspiraciones del Gobierno autonómico valencianos, según ha afirmado la secretaria autonómica de Transparencia del Gobierno autonómico, Zulima Martínez, encargada de presentarlo, que lo ha calificado de "sabio".

El presidente para la Fundación para el Software Libre, cuya charla se inscribía en el foro organizado por la Generalitat sobre "ética pública y democracia", ha admitido que, en el mejor de los casos, la "migración" a este tipo de modalidad informática en las Administraciones no será rápida. "Reconozco que costará tiempo" y que seguramente se encontrará con "la resistencia de los funcionarios expertos" que advertirán de que no es posible abandonar los programas privativos. "Exageran, normalmente, sí se puede".

La fórmula de programador neoyorquino que en 1984 creó GNU —completado en los años noventa con Linux— pasa por crear una agencia gubernamental encargada de la migración que vaya remplazando los programas y aplicaciones dando tiempo a que se creen las herramientas que necesite la Administración.

"Libertades" informáticas

El software libre defendido por Stallman se basa en una serie de "libertades", que pueden resumirse en que debe poderse acceder y copiar el código fuente de un programa; cambiarlo para hacer distintas versiones del mismo, y distribuirlo a otros, tanto vendiéndolo como cediéndolo de forma gratuita.

El gurú ha considerado que estas libertades son aplicables a los programas informáticos porque estos son "instrumentales". Pero no así a las creaciones "artísticas", como las canciones, que no cumplen esa finalidad y no deben por ello "ser libres".

Stallman ha considerado especialmente crucial la introducción del software que defiende en las escuelas "para promover usuarios libres", y porque estas representan "el futuro de un país" y tienen entre sus misiones "la enseñanza de la ciudadanía".

El estadounidense ha rechazado el uso de programas privativos, de la mayoría de redes sociales, de los aparatos de muchos de los principales fabricantes de tecnología y de parte de sus webs. Su crítica responde al "espionaje" que, según denuncia, realizan sobre los usuarios con el objetivo de obtener un rendimiento con el comercio de sus datos. Así como por la incorporación de "puertas traseras" que permiten un eventual control por parte de terceros. Stallman ha sido especialmente crítico con los teléfonos móviles, de los que ha dicho que transmiten información al exterior incluso de cuando su dueño activa la función de "luz".

"Si el software privativo somete a un usuario es malo. Pero si somete a todo un Estado es mucho peor", ha dicho Stallman. El programador ha llamado a los Gobiernos a utilizar su tamaño para negociar con los fabricantes la producción de ordenadores que no incorporen "software privativo de forma obligatoria".

Más información