Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura genera la primera disputa entre PSC y Colau

Barcelona en Comú y el gobierno municipal vetan a Xavier Marcé como comisionado

Cuando todavía las bases de Barcelona en Comú y del PSC tienen que pronunciarse sobre el acuerdo de gobierno alcanzado entre la alcaldesa Ada Colau y Jaume Collboni, que supone la incorporación de este como segundo teniente de alcalde de Empresa, Cultura e innovación y de los tres regidores socialistas, la primera disensión ya ha aflorado. El detonante ha sido el nombramiento de Xavier Marcé como comisionado de Cultura que había decidido Collboni y así lo comunicó al gobierno de Colau. Marcé, vicepresidente de Focus y de la patronal del teatro Adetca, fue uno de los diseñadores del programa electoral del PSC en el área de cultura. Es, pues, uno de los hombres de confianza de Collboni. Sin embargo, los equipos de gobierno de Colau y Bcomú rechazaron el nombre de Marcé por varios motivos, entre ellos su estrecha relación con la patronal del espectáculo y su vinculación con la cultura de corte más oficial: fue director del Institut Català de les Indústries Culturals (ICIC) entre 2004 y 2006 y, antes, de 1995 a 2000, director de Recursos del ICUB. Un perfil que se sitúa casi en las antípodas de la cultura basada en la participación popular y de proximidad que preconiza la formación que lidera Ada Colau. La alcaldesa, desde Nueva York, no quiso calificar de "crisis" el primer desencuentro sino de "discrepancias naturales".

En un escueto comunicado, el PSC señala que Jaume Collboni asumirá “directamente” la dirección política de los ámbitos de Cultura. Ni el líder socialista ni Marcé atendieron las llamadas telefónicas de este periódico.