Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Marea llama a BNG y PSOE a un frente común “para echar al PP”

Beiras aparca el debate con IU y Podemos sobre la fórmula jurídica de la coalición y se resigna al hecho de que están "fuera de plazo". Las tres familias escenifican la calma tras el temporal de estos días

Yolanda Díaz, Xosé Manuel Beiras, Carolina Bescansa, Eva Solla y Carmen Santos, esta mañana en el Auditorio de Galicia.
Yolanda Díaz, Xosé Manuel Beiras, Carolina Bescansa, Eva Solla y Carmen Santos, esta mañana en el Auditorio de Galicia.

En Marea aspira a redoblar los apoyos y propone a la izquierda gallega "una mesa por el cambio político" para "echar al PP". Mientras, dentro de su casa compartida por varias familias, escenifica la desembocadura de tres ríos en un estuario en calma que hace lo posible por dejar atrás las piedras que arrastraba con tanto ruido en las últimas semanas. Beiras y Anova se resignan: "Los procesos de confluencia siempre son complicados", hay mucho que "sacrificar", y esta vez, por culpa del "régimen" están "fuera de plazo" para debatir una nueva fórmula jurídica diferente a la coalición con la que presentarse a las elecciones del 26J y lograr grupo propio en el Congreso.Y por su parte, Carmen Santos, secretaria general de Podemos Galicia, lanza la gran propuesta del día: un frente común con BNG y PSOE para desterrar del poder al Partido Popular de la manera en que no fue posible entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias después de las elecciones generales de diciembre.

Los líderes de las formaciones políticas que integran En Marea han escenificado este domingo en la capital de Galicia una rebaja de la tensión existente en las últimas semanas por la diferencia de posturas sobre la fórmula jurídica de la coalición y se han propuesto mejorar unidos en las próximas elecciones generales los resultados conseguidos en los anteriores comicios. La secretaria general de Podemos Galicia, Carmen Santos, ha destacado que su formación "está de acuerdo" en que "hay muchos ejes comunes que hay que mantener para seguir incrementando el resultado electoral espectacular" de En Marea y ha dicho que "el objetivo es vencer al PP". Para ello, Santos ha propuesto emplazar a nacionalistas y socialistas a abrir en el plazo de los próximos 10 días una "mesa por el cambio político" que debería ser un espacio de intercambio y comunicación en el que, respetando los proyectos de cada uno, se planteen y fragüen "estrategias" para "echar al PP de las instituciones", tal y como ha explicado a la prensa Carolina Bescansa, número tres de Podemos.

"En muchos lugares del país, de Galicia, ya hemos conseguido ser primera o segunda fuerza", ha recordado Santos, y en esa línea van a "pelear para que Galicia siga teniendo una voz potente y clara dentro de lo que son las instituciones estatales". "Estamos aquí para tejer alianzas y rescatar a la gente", ha asegurado en su comparecencia ante los medios durante la asamblea de En Marea.

El líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, ha declarado a los medios que apoya esa propuesta, pero ha advertido al PSOE que "tiene que cambiar de actitud" y responder a sus siglas de "socialista y obrero". Respecto a la tensión vivida en las últimas semanas con Yolanda Díaz, de IU-EU, y el pulso que mantuvo dentro de En Marea sobre la fórmula jurídica con la que deberían presentarse en estas elecciones generales repetidas, ha restado ahora importancia a la diversidad de pareceres y le ha echado a culpa finalmente al sistema. Según él, informa Europa Press, "quien diseña las reglas de juego" es el "poder" que, precisamente, la izquierda rupturista "combate".

"Un partido normal es muy simple, desde el principio sabe que va a ir (a las elecciones) como tal partido y le sobra tiempo para simplemente registrar que es ese partido", ha manifestado Beiras. Frente a esto, los procesos de confluencia "siempre son complicados" porque las fuerzas que los componen "son muy diversas". Existe la posibilidad de "sacrificar todo a dar el salto de forzar una fórmula técnico jurídica que te blinde por un lado, aunque no da la garantía absoluta", ha dicho esta mañana en el concurrido encuentro celebrado en Santiago por En Marea, "pero esto puede impedir que realmente se realice el acuerdo en términos adecuados para que sea asumido como fue asumido en nuestros discursos".

Beiras ha reconocido que En Marea está "fuera de plazo", un "problema" que tiene "creado por el régimen" que aspira a cambiar. Con todo, ha asegurado que si, como las "encuestas indican" hay una "bola de nieve que puede aumentar enormemente ya para las elecciones a las cortes y dar lugar a que En Marea reduplique los resultados de la convocatoria anterior" será difícil que se le impida tener grupo propio. Si eso se produce "a ver quien es el guapo en las Cortes que lo retuerce porque, para empezar, la composición de la Mesa del Congreso será distinta", ha dicho, antes de proponer tejer "alianzas" para "romper" en el Senado "el bloqueo del PP".

Durante su intervención ante el auditorio de Galicia, al que han acudido centenares de personas, Beiras ha calificado de "elemental" apostar por "alianzas" también en el ámbito estatal con fuerzas que "reconozcan la realidad plurinacional del Estado español" para combatir a las políticas de la derecha. "Los que estamos aquí, seamos o no nacionalistas, pero que asumimos la identidad de nuestro pueblo y sus derechos, sabemos que no debemos ensimismarnos ... si no hacemos alianzas no podemos por nosotros mismos romper la tiranía", ha argumentado.

A su llegada, cuestionado sobre su relación con la coordinadora nacional de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, tras haberla acusado de intentarlo sacar "de en medio", el histórico dirigente nacionalista se ha limitado a decir que él no hace "amor en la política", simplemente "política". Mientras, Díaz se ha esforzado en destacar la unión de En Marea más que cualquier división interna. Ha recordado que varias de las fuerzas de En Marea supieron ya con Alternativa Galega de Esquerda (AGE) "arrancar el proceso de cambio" que hoy vive "el conjunto del estado". "Fuimos pioneros en sumar fuerzas, en unir, y hoy creo que es un ejemplo de que la gente quiere En Marea, de que vamos a caminar hacia un debate propositivo muy de fondo", ha asegurado antes de mostrarse convencida de que el 26 de junio la coalición "mejorará aún más sus resultados". "Creemos que la opción que hay es o el Partido Popular o la Marea, creemos que esas uniones colectivas de todas las fuerzas del cambio en el conjunto del Estado van a jugar una operación de desborde", ha señalado.

A pesar de esta rebaja de la tensión que han querido escenificar los líderes de las distintas formaciones políticas que integran En Marea, en el turno abierto de intervenciones, en el que han pedido la palabra unas 40 personas, se han podido oir las diferencias de pareceres que existen en el seno de la coalición. Mientras que miembros próximos a Anova han insistido en la importancia de conseguir un grupo propio en el Congreso, otros han cargado contra el "pacto de mesa" alcanzado por las cúpulas para emplazar al PSdeG y al BNG a abrir, en los próximos diez días, una mesa por el "cambo político" que respete los proyectos de cada uno y escenifique las estrategias de cada formación para "echar" de las instituciones al Partido Popular.