Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sonidos de la tierra en el Sònarplanta

La Fundación Sorigué produce una instalación inmersiva de los británicos Semiconductor para el próximo festival

Una simulación de la obra Earthworks de Semiconductor, que se estrenará en el Sònarplanta.
Una simulación de la obra Earthworks de Semiconductor, que se estrenará en el Sònarplanta.

Earthworks, una instalación monumental inmersiva que representa la evolución geológica de la Tierra hasta nuestra era, el Antropoceno, será la estrella de Sònar +D, el apartado dedicado a las innovaciones artísticas y culturales del festival Sònar, que se celebrará del 16 al 18 de junio. El proyecto del dúo británico Semiconductor (Ruth Jarman y Joe Gerhardt), se estrenará en el marco de Sònarplanta, el espacio que acoge las producciones artísticas realizadas en colaboración con la Fundación Sorigué de Lleida, que llegan a su tercera edición. Conocido por sus obras en importantes centros científicos como la NASA, lo Smithsonian o el CERN, Semiconductor trabaja desde hace años con datos sismográficos convirtiéndolos en sonidos e imágenes, pero esta es la primera vez que introduce datos de la actividad humana.

Los británicos han estado capturando datos de los movimientos de tierra en el núcleo fundacional del grupo Sorigué, la enorme cantera de la Plana del Corb, en Balaguer (Lleida), un paisaje lunar que se transforma diariamente según las extracciones de gravas y otros materiales. “Nuestro objetivo es ofrecer una lectura empírica de la naturaleza a través del sonido y la imagen”, explicaron los artistas en la presentación de Earthworks.

Para este proyecto han contado con la colaboración de Albert Casas, catedrático de geotecnología de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Barcelona, que les proporcionó el apoyo técnico para capturar los datos y les abrió las puertas de sus bases de datos. Además tuvieron acceso al departamento de modelado analógico, cuyo sistema de capas de arena comprimidas para representar la evolución geológica, les sirvió para realizar los gráficos animados. Estos se proyectarán en cinco pantallas gigantes que ofrecerán una imagen de más de 25 metros. “Los sonidos que se escucharán son fruto de los registros sismográficos sin manipular, lo único que hacemos es acelerar la onda de frecuencia hasta que se haga audible al oído humano”, aseguraron los artistas.

Con la presentación de Semiconductor, el festival empieza a calentar los motores de una edición especialmente comprometida con la emergencia medioambiental. “Es un ejemplo perfecto del papel de los artistas en el ecosistema de la innovación y de su capacidad para mediar entre ciencia y sociedad”, aseguró Enric Palau, codirector del festival.