Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados dos exdirectivos y otras 20 personas por la estafa de Terra Mítica

El tribunal impone penas que superan los 300 años de prisión y absuelve al expresidente

Terra Mitica Ampliar foto
Desde la izquierda, Antonio Rincón y Justo Valverde, directivos de Terra Mítica condenados.

La Audiencia de Valencia ha condenado este miércoles a dos exdirectivos de Terra Mítica y a otras 20 personas por estafa agravada, fraude fiscal y falsedad documental en la construcción del parque temático de Benidorm. Justo Valverde, entonces director de contratación, y Antonio Rincón, ex director técnico, han sido condenado a cinco años de cárcel cada uno por delitos contra la Hacienda Pública. El tribunal, que ha rebajado las penas por dilaciones indebidas en el proceso, ha absuelto al que fuera presidente del parque, Luis Esteban, y al ex director general, Miguel Navarro.

La condena más elevada alcanza 46 años y 10 meses de prisión. Sumadas, las penas superan los 300 años de cárcel. La Sección Quinta de la Audiencia de Valencia ha rechazado el inmediato ingreso en prisión provisional solicitado por la Fiscalía contra seis de los acusados, basada en lo que el ministerio público considera un "potente riesgo de fuga".

Los dos exdirectivos y los empresarios hallados culpables, parte de ellos meros testaferros, formaron parte de una trama a finales de los años noventa para facturar a Terra Mítica por trabajos no realizados o hinchados por un importe cercano a los dos millones de euros. El tráfico de facturas por obras y servicios simulados circuló por casi dos docenas de sociedades, estructuradas en tres niveles de empresas. Las mercantiles utilizaron esa falsa contratación para desgravarse en las cuotas de IVA y en el impuesto de sociedades.

“Con la intención de conseguir un lucro para sí o para terceros a costa de los accionistas de Terra Mítica", señala la sentencia, directivos y empresarios "idearon un sistema" para presentar facturas por la construcción del parque que reflejaban “precios superiores al verdadero coste de las mismas”. O, directamente, “servicios, suministros, participación en proyectos y trabajos de jardinería que no se habían ejecutado".

Los acusados, 35 en total, se sentaron en el banquillo año pasado durante siete meses bajo la acusación de delitos fiscales, estafa y falsedad en documento mercantil. El tribunal ha estimado la estafa sufrida por la empresa Terra Mítica en 1,3 millones de euros. Y el fraude a Hacienda, en 4,5 millones de euros. Las multas impuestas a los condenados superan los 70 millones de euros.

La investigación judicial se inició en 2005 con una denuncia de la Fiscalía tras detectar una supuesta red de facturas falsas y fraude fiscal en la construcción del parque temático de Benidorm. Inspirado en la mitología clásica mediterránea, el proyecto fue iniciativa del expresidente de la Generalitat valenciana y exministro Eduardo Zaplana, que comenzó su carrera política como alcalde de Benidorm. El exdirector de contratación condenado, Valverde, era en el momento de los hechos cuñado de Zaplana.

En la construcción del parque participaron el Gobierno autonómico y las dos cajas de ahorros valencianas, Bancaja y CAM, que registraron pérdidas con el negocio. En 2012, la Generalitat y las entidades financieras vendieron su participación, que sumaba el 71% de las acciones, por 20 millones de euros, aparte de otros 45 millones que el comprador destinó a amortizar deuda.

La edificación del complejo costó más de 400 millones. La factura incluyó precios hinchados y pagos por suministros y servicios inexistentes, según ha quedado probado. La empresa Terra Mítica, acusada en el juicio del fraude fiscal a la vez que se la consideraba perjudicada por la estafa, ha sido sido absuelta. Contra el fallo de la Audiencia de Valencia cabe recurso ante el Tribunal Supremo.

Las condenas más elevadas han recaído en los empresarios Antonio Moreno Carpio, sentenciado a 46 años y 10 meses de prisión y José Luis Rubio, a 41 años y nueve meses. El también empresario Vicente Conesa y su esposa, Matilde Ripoll, han sido condenados a 23 años de cárcel.

El ministerio fiscal había pedido que estas cinco personas, además de los exdirectivos Rincón y Valverde, ingresaran este mismo miércoles en prisión ante el riesgo de fuga. La fiscal ha argumentado que existen indicios de que el dinero estafado a Terra Mítica fue evadido al extranjero, en concreto a Andorra, y no ha podido ser encontrado, "lo que les facilita la huida" ante la gravedad de las condenas. El tribunal ha aceptado las alegaciones de las defensas, que han destacado el "arraigo" de sus clientes y han considerado la medida "desproporcionada".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información