Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unicaja cierra 2015 con un beneficio neto de más de 180 millones de euros

La junta general de accionistas aprueba un dividendo efectivo de 19 millones de euros

El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel.
El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel. EFE

La junta general de accionistas de Unicaja Banco ha aprobado hoy sus cuentas anuales y, con cargo al beneficio neto individual de 230,06 millones de euros (184 millones de beneficio neto consolidado) obtenido en 2015, ha acordado un dividendo efectivo de 19 millones de euros, según ha informado la entidad en un comunicado.

Este órgano, que ha presidido Braulio Medel, ha distribuido el resultado del ejercicio que dedica a reserva de capitalización 10,9 millones de euros indisponibles en cinco años; a reservas voluntarias 177,1 millones y a reserva legal 23 millones, según el reparto comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Medel ha destacado que se ha consolidado la posición del Grupo Unicaja Banco como sexto grupo bancario privado español y ha citado como elemento clave del ejercicio el beneficio neto consolidado de 184 millones de euros.

La junta general, en la que ha estado presente o representado el 93,24 por ciento del capital social de la entidad, ha aprobado también la gestión del consejo de administración.

Se ha delegado en este consejo la facultad de emitir en un máximo de cinco años valores convertibles y/o canjeables en acciones con un tope de 500 millones de euros; obligaciones, bonos y otros valores de renta fija no convertibles con un máximo de 1.500 millones y un programa de pagarés con un tope también de 1.500 millones.

La junta general, reunida en Málaga, ha aprobado el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros correspondientes al ejercicio del 2015.

El consejero delegado de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha desarrollado las principales claves por las que se han conseguido los resultados, entre ellos la solidez del negocio bancario, con nuevas operaciones de crédito por 3.200 millones.

Ha resaltado los niveles de solvencia (con un ratio de capital de primer nivel ordinario que aumenta del 11 al 12,8 por ciento en un año); la fuerte posición de liquidez (los activos líquidos son el 26 por ciento de los activos totales) y el control de costes (con una bajada de los gastos de explotación del 3,4 por ciento).

Por último, ha destacado la caída de la morosidad, ya que en el 2015 el saldo de los activos dudosos se ha reducido en más de 1.250 millones de euros (un 26 por ciento); lo que se traduce en una reducción de 2,6 puntos porcentuales de la tasa de morosidad hasta situarse en el 10 por ciento.

El margen de intereses más comisiones ha sido de 926 millones; el margen bruto de 1.575 millones y los recursos de clientes minoristas aumentaron en más de 700 millones.