Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diseño es también crucial en el futuro de los medios de comunicación

Internet Age Media Weekend reflexiona sobre la transformación digital en una era marcada por la "aleatoriedad"

Alberto Barreiro, director de Experiencia de PRISA.
Alberto Barreiro, director de Experiencia de PRISA.

"La gran red tiene un humor aleatorio y en la aleatoriedad confiamos" es uno de los puntos más sorprendentes del manifiesto de Internet Age Media (IAM), que celebra un encuentro en Barcelona con el objetivo de reflexionar sobre el futuro de los medios de comunicación. Se trata de un porvenir incierto pero, según los ponentes de este viernes, no apocalíptico. En un mundo cada vez más conectado las empresas periodísticas se parecen cada vez más entre ellas. Las categorías tradicionales (prensa, radio y televisión) convergen en nuevas formas de narrativa en las que la estética adquiere un papel crucial. 

"El diseño es clave en la transformación digital porque los diseñadores representan a la gente en las organizaciones, que normalmente son bastante psicóticas, centradas en los números y en los accionistas", ha asegurado el director de Experiencia de PRISA (grupo editor de EL PAÍS), Alberto Barreiro. Está previsto que 300 personas atiendan a las sesiones de la IAM Week 2016 hasta el próximo domingo. El evento parte de la base de que Internet va más allá de la tecnología: "Internet es la gente y la cultura de Internet es una cultura de culturas". 

Barreiro ha hablado de dos olas que han sacudido los medios de comunicación tradicionales. La primera, que animó a los medios a crear su versión digital, ya queda lejos. La segunda, está por llegar y, según el directivo de PRISA, dejará atrás la línea que separa lo tradicional y lo que está en Internet. "Los medios se vuelven híbridos y convergen en una interfaz que va de las notificaciones a las conversaciones", ha relatado. Asimismo, ha puesto de relieve que el futuro de los medios vendrá marcado por los contenidos personalizados y por saber mantener la labor tradicional del periodismo, "influir a la gente con buen criterio". 

El director creativo de la agencia Moving Brands, Darren Bowles, y el jefe de diseño de la BBC, Colin Burns, han contado su experiencia conjunta en la redefinición de la presencia de la televisión británica en la red. Una de las apps que han presentado trabaja con un formato que queda a medio camino entre la parrilla tradicional de los canales y la televisión a la carta. La aplicación de BBC Three crea una programación personalizada con los minutos que el espectador está dispuesto a invertir en ver la televisión. También han contado la experiencia de diseño de Newsbeat, el servicio de noticias que tiene como objetivo entrar por los ojos a los más jóvenes.

El futuro del papel

Más allá de los medios generalistas, la sesión de la segunda jornada de IAM Week ha contado con varios casos de éxito de publicaciones que, en plena crisis, han nacido centradas en un nicho de lectores muy concreto. La editora de moda más joven del mundo, Elise By Olsen, de 16 años, ha defendido el periodismo impreso: "Nada es comparable a tener una revista entre las manos". Sin embargo su proyecto, Recens Paper, consigue hacerse popular a partir de herramientas como Snapchat, Instagram e Facebook. Los ejemplares de esta publicación bianual han llegado a lucir en las estanterías de la librería de la Tate Modern de Londres.

"Nuestro mayor  foco es la historia correcta y el contenido, no el medio", ha afirmado el director de Freunde von Freuden (Amigos de amigos, en alemán), Frederick Frede. Esta publicación apuesta mayoritariamente por la web, aunque también cuenta con dos libros con varios de sus reportajes y entrevistas. Nació en 2009 en Berlín contando historias "de amigos de amigos" y llega hoy a todo el mundo.

"Nadie se queda hoy en día sentado pensando que le gustaría tener algo más para leer, hay una avalancha de contenidos", ha constatado Steve Watson, de la plataforma de distribución Stack Magazines, que centraliza la distribución de revistas independientes seleccionadas a nivel mundial. Esta iniciativa es también fan de lo aleatorio: "Los suscriptores no saben que revista les llegará el próximo mes pero les contamos por que les mandamos la publicación que les mandamos".