Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa cede las Tres Chimeneas a Sant Adrià y pide que las mantenga

El alcalde está meditando si pueden pagar 500.000 euros al año en su conservación

Endesa cede las Tres Chimeneas a
Sant Adrià y pide que las mantenga

La empresa eléctrica Endesa anunció ayer que cede “gratuitamente” al municipio de Sant Adrià del Besòs la antigua térmica. La decisión sorprendió después de que el Consistorio y los vecinos reclamaran desde hace años conservar las Tres Chimeneas. La cesión tiene gato encerrado: comportará que sea Sant Adrià quien pague el mantenimiento tanto de las torres como de la sala de turbinas, que dejaron de funcionar hace cinco años.

El coste del mantenimiento se eleva a unos 500.000 euros anuales entre la vigilancia y el mantenimiento de la iluminación que hay en lo alto de cada chimenea para evitar colisiones con aviones u otras aeronaves. En cambio, Endesa mantiene la titularidad del solar, de 12 hectáreas, y de los elementos más emblemáticos como atractivos para futuros compradores. Las torres son un arma de doble filo porque le confieren valor añadido pero a la vez por sus enormes dimensiones tienen una complicada salida comercial.

Tan áspero es el regalo que el alcalde, Joan Callau, explicó ayer a este diario que los servicios jurídicos del Ayuntamiento valoran las consecuencias de tener que mantener el conjunto para decidir “si aceptar o no la cesión”. “Nos da mucho miedo que sea muy caro”, admitió. El primer edil reconoció la paradoja que supone tener que reflexionar las consecuencias de asumir las chimeneas después de tanto tiempo de reivindicarlas.

La cesión “para el futuro uso público que se le quiera dar”, según la empresa eléctrica, se comunicó al Ayuntamiento y al Consorcio del Besòs esta semana, justo antes de que se aprobara en el pleno la propuesta de declarar las Tres Chimeneas conjunto Bien Cultural de Interés Local (BCIL). Todos los grupos votaron a favor salvo el PP. Actualmente el Ayuntamiento ha emprendido un proceso participativo junto con Badalona (una parte del solar está en el municipio vecino) y el Consorcio del Besòs para definir qué uso y planeamiento debe tener el denominado Front Litoral.Tras el desmantelamiento del complejo y de los pantalanes que captaban agua del mar, en el espacio sólo quedan en pie los dos elementos, a pesar de que los trabajos no finalizarán hasta que Endesa limpie el solar de tóxicos.