Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por primera vez, ni un sólo concejal afiliado al PP en el Ayuntamiento de Valencia

La tensión queda patente en el hemiciclo por la insólita situación de los ediles populares

PP Valencia
Eusebio Monzó, en pie, será el nuevo portavoz del Grupo Popular. A su alrededor, los ediles investigados y suspendidos de militancia.

La tensión y la incomodidad era palpable hoy en el pleno del Ayuntamiento de Valencia ante una estampa insólita e inédita: el Partido Popular, que ha gobernado la tercera capital de España con mayoría absoluta durante 20 años, se ha presentado al hemiciclo con un grupo íntegramente de ediles independientes, que no militan en el partido.

Los nueve concejales investigados por presunto blanqueo de capitales y suspendidos de militancia por el PP a principios de la semana, y el décimo edil, Eusebio Monzó, el único independiente en la candidatura de las últimas elecciones locales,  se han sentado en la misma bancada y han votado en bloque como estaba previsto. Los investigados acordaron con la dirección nacional del PP la suspensión temporal de militancia pero su permanencia en el grupo popular en calidad de independientes.

Los 10 concejales independientes han accedido al hemiciclo en medio de una gran expectación mediática. Monzó ha dicho en los pasillos poco antes de acceder al pleno que asumirá "con carácter temporal y en un momento difícil" la portavocía del Grupo Popular a partir de mañana, 1 de abril. Hoy ha sido el último día de Alfonso Novo al frente del grupo.

Monzó no ha querido pronunciarse sobre el futuro de sus compañeros de bancada. "En el expediente abierto por la dirección nacional del PP, que probablemente avanzará en los próximos días, se desarrollará lo que tenga que ser el futuro de los concejales", ha manifestado en un ejercicio de mano izquierda. 

Novo ha respondido ante los micrófonos a las declaraciones de la presidenta regional del PP valenciano, Isabel Bonig, que el miércoles precisó que la dirección y gestión política del grupo municipal le competía solo a Monzó, que se apoyará exclusivamente en el partido y en la gestora de Valencia. También aseguró que se marcharía si el partido la desautorizaba en su pulso con los ediles.

"No se ha equivocado y no tiene que marcharse; me sabría muy mal que tomara esa decisión", ha declarado Novo al referirse al anuncio de Bonig de que se abandonará el cargo el día que el partido le diga que se ha equivocado por reclamarles el acta a los ediles imputados. "De lo que sí tiene que darse cuenta es que los concejales estamos sometidos a un procedimiento y así lo dijimos desde el principio", ha precisado.

Dentro del pleno han sido inevitables las alusiones de otros grupos políticos municipales al conflicto judicial en que están envueltos los exconcejales del PP. El portavoz de Compromís, Pere Fuset, y su compañera de grupo Pilar Soriano han reprochado en sus intervenciones la situación judicial y los "chanchullos" al PP.

Más información