Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento rechaza reprobar a Celia Mayer gracias al apoyo del PSOE

"No estamos aquí para que los madrileños vean cómo nos peleamos, debemos llegar a acuerdos con quien es diferente", defienden los socialistas. El PP les acusa de "venderse por un plato de lentejas"

El Ayuntamiento rechaza reprobar a Celia Mayer gracias al apoyo del PSOE

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha rechazado esta mañana la proposición presentada por Esperanza Aguirre (Partido Popular) para reprobar a la concejal de Cultura, Celia Mayer, gracias al respaldo de Ahora Madrid y del Partido Socialista; Ciudadanos y el Partido Popular han votado a favor de la reprobación.

La portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, ha explicado así "el caluroso apoyo" de Ahora Madrid a la concejal de Cultura: “Lo que ha hecho Mayer con esta cuestión es una muestra de nueva política. Mayer no es perfecta y comete errores, pero si alguien puede decir lo contrario, que levante la mano. Como somos humanos y cometemos errores, debemos asumir nuestras responsabilidades y buscar soluciones constructivas. Es poco habitual en política, y una muestra de que aprendiendo de los errores se pueden hacer las cosas mucho mejor".

La concejal socialista Mar Espinar ha querido dejar claro por su parte que “la Concejalía de Cultura no se ha caracterizado por cosechar triunfos”, al contrario, ha cometido “errores rotundos”. Pero ha defendido Espinar que “sólo se puede hacer política” con “flexibilidad, diálogo y espíritu de consenso”, para “evitar la confrontación y construir un Madrid mejor”. “No estamos aquí para que los madrileños vean cómo nos peleamos, en política tiene que haber flexibilidad para llegar a acuerdos con quien es diferente”, ha añadido. “Vamos a escucharnos más y vamos a humanizar la política, evitando que nuestras diferencias venzan pese a representar ideologías bien distintas”, ha añadido Espinar.

Según sus palabras, el PSOE “no es costalero ni guardia pretoriana” de Ahora Madrid, “sino un partido al que los madrileños han colocado en la oposición. “Demuéstrenos que puede gestionar la cultura en Madrid”, le ha espetado Espinar a Mayer, para luego agradecer “la virtud de la paciencia que gracias” a ella ha “aprendido a desarrollar”.

"El rescate para salvar a la soldado Mayer"

Esta proposición de reprobación fue planteada por el Partido Popular en el pleno de febrero, tras los errores de gestión cometidos por Mayer en el proceso iniciado para depurar el callejero y los vestigios franquistas de la capital, y en la programación de una función de Carnaval que acabó con la detención de dos titiriteros por apología del terrorismo. Ahora Madrid bloqueó entonces la reprobación con un resquicio técnico, aplazando su debate un mes con la promesa de proporcionar nueva documentación a los grupos de la oposición. Eso no sólo permitió al partido en el gobierno ganar tiempo, sino que alivió la presión sobre el PSOE, dividido sobre si reprobar a Mayer o respaldar a Ahora Madrid, que mantiene la alcaldía gracias a sus votos.

La concejal Isabel Rosell (Partido Popular) ha instado esta mañana a la alcaldesa, Manuela Carmena, a cesar a Mayer, tras criticar la “cacicada” y “burda manipulación” que supuso, en su opinión, el aplazamiento de esta proposición en el pasado pleno municipal mediante “una argucia”. Sobre los errores de gestión de Mayer, la concejal del Partido Popular se ha preguntado: “¿Quién ha asumido las responsabilidades de tamaño insulto a la inteligencia? Nadie en este Ayuntamiento.

“Usted ya conocía los hechos antes de febrero, señora alcaldesa, pero obstruyó un mes la actuación de la oposición únicamente por intereses políticos, para ganar tiempo para pactar con sus socios del Partido Socialista el precio del rescate del soldado Mayer para evitar una crisis interna en su gobierno”, ha señalado Rosell. A la portavoz municipal socialista, Purificación Causapié, la ha acusado de ser “cómplice de esta indigna maniobra política sólo por un plato de lentejas”. “Lo va a lamentar”, ha zanjado.

La concejal Sofía Miranda (Ciudadanos), ha indicado por su parte que “es momento de ser consecuentes, coherentes y responsables”. Ha recordado al “fiel y abnegado Partido Socialista” que, en su momento, pidió la dimisión o cese de Mayer, y le ha preguntado a su portavoz, Purificación Causapié, “qué más le ha ofrecido como moneda de cambio”.

Mayer (izquierda), con la primera teniente de alcalde, Marta Higueras.
Mayer (izquierda), con la primera teniente de alcalde, Marta Higueras.

Reprobación inédita en el pleno

La reprobación de un concejal por parte del pleno es algo inédito pese a los muchos escándalos que han zarandeado al Ayuntamiento en los últimos años, incluida una trama de corrupción funcionarial o la tragedia del Madrid Arena; en cualquier caso, no habría implicado el cese automático de Mayer, una decisión que sólo la alcaldesa puede tomar. No parece que lo vaya a hacer a corto plazo, aunque la presión de la oposición, y en especial del PSOE, le ha llevado a restar competencias a su concejal de Cultura.

Mayer rindió cuentas y entregó la documentación prometida a la oposición la semana pasada. En el documento que depura sus errores de gestión, se indica que será una comisión presidida por la alcaldesa la que asuma a partir de ahora la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, en vez de la Concejalía de Cultura. Tal y como avanzó EL PAÍS, esa comisión será dirigida por la socialista Paca Sauquillo, una de las concesiones de la alcaldesa al PSOE para evitar la reprobación de Mayer.

Otros gestos de Carmena con la portavoz municipal socialista, Purificación Causapié, han sido el anuncio ayer de la creación de una oficina contra la corrupción, una promesa electoral del PSOE. Además, hoy mismo se aceptará la proposición socialista para crear una comisión de investigación que analice la gestión de los últimos dos alcaldes, Alberto Ruiz-Gallardón (2003-2011) y Ana Botella (2012-2015), ambos del Partido Popular. Es una actuación respaldada también por Ahora Madrid, que, además, impulsa hoy otra proposición para crear una comisión que analice toda la deuda bancaria generada por las inversiones durante ese periodo; también saldrá adelante.

"Carencias y errores" en la Concejalía de Cultura

Según ha dicho esta mañana la portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, se han analizado “las carencias que provocaron los errores” de gestión de la Concejalía de Cultura, y se han acordado “medidas para solucionarlos”. “Sobre los errores se ha hablado mucho, pero quizá sería más interesante hablar de las soluciones y propuestas para que no vuelvan a producirse”, ha añadido Maestre.

Así, ha detallado que, respecto a la programación de fiestas, se creará un puesto de director de Programación en la empresa municipal Madrid Destino, y se reforzarán los mecanismos de contratación. Sobre la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, la principal medida es la creación de la citada comisión. “Actuamos siguiendo un procedimiento de oficio, y fue un error. Nos confundimos al no asumir como equipo de gobierno la importante relevancia política y simbólica de esta cuestión. Comenzamos a aplicar la ley, entiendo que era de sentido común hacerlo, pero sin desarrollar un marco normativo; en un principio consideramos que no había que hacerlo, pero visto el revuelo, las discrepancias y los errores cometidos, ya lo estamos desarrollando".

Los errores de la Memoria Histórica

El Ayuntamiento rechaza reprobar a Celia Mayer gracias al apoyo del PSOE

La documentación trasladada a la oposición la semana pasada por la concejal de Cultura, Celia Mayer, repasa el proceso de aplicación de la Ley de Memoria Histórica iniciado en el pleno de diciembre, que aprobó la elaboración de un plan integral y el cambio nombre de 30 calles; además, Mayer anunció entonces la retirada de varios vestigios franquistas en cumplimiento de la norma.

Empezó a hacerlo el 29 de enero, desmontando la placa en homenaje a ocho monjes fusilados en 1936 del cementerio de Carabanchel, un “error” que fue reconocido y remediado el 3 de febrero porque “estaba fuera del ámbito de la Ley de Memoria Histórica”. También retiró, el 2 de febrero, el monolito al Alférez Provisional del barrio de los Jerónimos; la Fundación Francisco Franco denunció esta acción, y la Concejalía de Cultura se dio cuenta entonces de “la inexistencia de disposición o acto administrativo que amparase esa retirada”. La Alcaldía ordenó reponer también ese vestigio, así como la placa a José García Vara en la calle de Arrieta, retirada el mismo día.

El Gobierno regional requirió el 2 de febrero al Ayuntamiento un listado de todas las actuaciones realizadas, y le instó a suspender cualquier otra intervención hasta tener la autorización preceptiva de la Dirección regional de Patrimonio Cultural. Según el informe municipal, “con estas primeras actuaciones se detectaron vacíos normativos y procedimentales consecuencia de no haberse aplicado la Ley de Memoria Histórica en Madrid desde su aprobación en 2007”.

Considera necesario pues promulgar “una normativa municipal”, que “se encuentra en estudio”, para llevar a cabo la retirada de vestigios de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica. Y admite que necesita también el permiso de la Comisión Local de Patrimonio Histórico (controlada por la Comunidad de Madrid).

En cualquier caso, afirma que sí puede cambiar los nombres de las calles porque eso está regulado en una ordenanza, aunque esta actuación quedará ya bajo la responsabilidad de la nueva comisión que preside la socialista Paca Sauquillo.

Sobre el callejero, el informe admite que “los contactos” con la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense para elaborar un listado definitivo de vías con referencias franquistas “no han llegado a buen puerto” por “la polémica habida sobre la existencia y autoría de distintas listas de calles cuya eliminación parecía proponerse”. Esa tarea la asumirá ahora también la nueva comisión dirigida por Sauquillo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información