Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ‘choni’ en el convento

El musical 'Sister Act' , basado en la película homónima, se estrena en Madrid tras una exitosa gira por España

'Sister Act'
Las monjas de 'Sister Act' durante uno de los números del musical.

Muchos de los grandes musicales contienen un número en el que los personajes aprenden a cantar en cuestión de minutos. Si los hijos del Capitán Von Trapp lo hacen en el Do re mi de Sonrisas y lágrimas, un grupo de monjas desafinadas se instruyen en el noble arte de la entonación en Sister Act, el musical, inspirado en la película de los noventa protagonizada por Whoopi Goldberg, que se estrena en Madrid el 17 de marzo, tras haber recorrido los principales coliseos de España.

El Nuevo Teatro Alcalá es el recinto elegido para contar la historia de una malograda cabaretera destinada a revolucionar la vida monacal de un destartalado convento de Filadelphia (Estados Unidos). “A veces parece un musical clásico y otras puro Motown”, apunta Àngels Gonyalons, veterana del teatro musical que interpreta a la madre superiora, papel que encarnó Maggie Smith en la película original. Sister Act es un espectáculo de gran formato que cada noche pone en marcha un equipo de cien profesionales. Entre ellos hay trece actrices que dan vida a un puñado de monjas con más ritmo que Tony Manero.

En su repertorio además de música sacra, hay funky, soul y música disco. Todo con un toque Disney: Alan Menken, responsable de las melodías de La sirenita, Aladdin o La Bella y la Bestia, ha creado una veintena de composiciones que combinan varios universos sonoros. “La partitura es muy rica y va in crescendo. Aunque nunca hayas escuchado las canciones, enseguida identificas el estilo”, continua la actriz catalana Gonyalons que tiene a sus espaldas grandes hitos musicales como Chicago o Mar i Cel.

Mireia Mambo Bokele da la réplica a Gonyalons en el papel de Deloris Van Cartier. Una vedette de los bajos fondos que huye de su ex novio, un mafioso que ha matado a sangre fría a uno de sus colaboradores delante de ella. Para protegerla, la policía decide esconderla en un convento, donde sus moral liberal, sus relajadas costumbres y sus botas altas no son bien vistas por la superiora.

Mireia Mambo, en el centro, interpreta a la protagonista Deloris Van Cartier.
Mireia Mambo, en el centro, interpreta a la protagonista Deloris Van Cartier.

Es la primera vez que Mambo, barcelonesa de 27 años, interpreta un papel protagonista, aunque le sobra experiencia sobre las tablas. Antes de entrar en Sister Act había trabajado en las producciones londinenses de los multipremiados musicales Ragtime y Charlie y la fábrica de chocolate. “Deloris es una bomba de relojería. Cuando empecé a crearla me pregunté cómo sería ella si hubiera nacido en España. La respuesta fue una choni. Tenía que ser una chica de barrio con un look muy exagerado, muy chillona y que llamase la atención por la calle”, admite la cantante.

Hábitos y lentejuelas

La pasión por los brillos de Deloris contagia a la congregación. Sus humildes hábitos se trasforman en centelleantes trajes de lentejuelas cosidas a mano que pesan bastante. “Todo el mundo lleva trajes brillantes e invertimos una hora al día en repasar las lentejuelas de todos ellos”, afirma Gurutze Esteban, jefa de vestuario. La dance captain, Lucy Lummis, confirma que no es fácil moverse con estas túnicas de fiesta: “Pesan una barbaridad. Bailar con ellos requiere disciplina porque las cervicales y la espalda sufren mucho".

Los trajes no son lo único pesado en esta producción. Las vidrieras de la iglesia, que cambian de color, pesan unos 700 kilos. El mayor reto ha sido trasladar la enorme talla de la Virgen de cinco metros de altura y 350 kilos que preside la escena. “Tiene que ser transportada por al menos tres personas”, asegura Gonzalo Lisiardi, regidor del espectáculo.

Whoopi Goldberg ha sabido aprovechar el tirón de una película que forma parte del imaginario colectivo. La actriz estadounidense es productora de todas las versiones que se programan en el mundo. Apoya cada nueva producción con su presencia. Estuvo en Barcelona en octubre de 2014 para el estreno en España. Aunque no entendiera el castellano, se quedó a ver la función; una adaptación llena de referencias a la sociedad española. “Pese a ser una historia universal, el libreto ha dado pie a meter guiños locales en cada ciudad. No te puedo contar lo que tenemos preparado para Madrid, pero va a ser genial”, completa la madre superiora Gonyalons.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram