Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez cita la alcaldesa de Berga por no retirar una ‘estelada’

La Junta Electoral reclamó que sacara la bandera del Ayuntamiento en las dos últimas elecciones

Una 'estelada' al viento.
Una 'estelada' al viento.

El juzgado de Instrucción 1 del municipio de Berga (Barcelona) ha citado a la alcaldesa, Montse Venturós, como investigada por un presunto delito electoral tras "hacer caso omiso" de los requerimientos de la Junta Electoral para que retirase, durante las dos últimas citas electorales, la bandera independentista catalana que preside el balcón del ayuntamiento.

Venturós tendrá que presentarse ante el juez el 5 de abril para explicar por qué desoyó a la Junta Electoral en dos ocasiones. Para las elecciones catalanas del 27-S, la Junta Electoral de zona comunicó al ayuntamiento de Berga, a instancias de una petición de Societat Civil Catalana, que la ‘estelada’ no podía ondear en un edificio público siendo una bandera no oficial. En las generales del 20-D el consistorio no recibió un requerimiento previo pero durante la jornada electoral se repitió la petición de retirada de la bandera independentista del balcón por parte de la Junta.

La alcaldesa alega que estaba respetando “la voluntad popular” expresada por el pueblo de Berga. En el Pleno del 6 de diciembre del 2012, con CiU al frente del consistorio, se aprobó por mayoría la adhesión a la iniciativa de la Asamblea Nacional Catalana “Penja-la i no la despengis fins a la independencia” (“Cuélgala y no la descuelgues hasta la independencia”) que sigue vigente y les insta a tener la ‘estelada’ colgada de forma permanente en el ayuntamiento.

“Esto es un ataque frontal más del Estado que quiere silenciar la voz del pueblo catalán que ha hablado de forma manifiesta y clara”, explica Venturós. La alcaldesa, que se integra en el grupo municipal de la CUP, asegura que están realizando “un ejercicio de soberanía” y que se “reiterará” ante el juez, además, añade que su partido siempre ha dejado claro que son una “garantía de desobediencia al Estado”.