Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedales en ocho milímetros

El Bicycle Film Festival, un encuentro global que une cultura con bicicletas, celebra en Madrid su cuarta edición

La Cineteca de Matadero Madrid durante una de las proyecciones de la última edición del festival.
La Cineteca de Matadero Madrid durante una de las proyecciones de la última edición del festival.

Sergio y Manuel tenían un sueño: cruzar Marruecos en bicicleta. Sergio es autista y ciego. Manuel, un apasionado de los pedales. Juntos, en un tándem, pasaron un mes pedaleando. El periplo se resume en más de mil kilómetros, desde Cuenta hasta una aldea a los pies del Atlas, y el documental La sonrisa verdadera, dirigido por Juan Rayos. Este fin de semana esta pelicula se proyecta en Madrid. Al igual que otras 17 producciones —largometrajes y cortos— que forman el programa del Bicycle Film Festival que celebra su cuarta edición en la capital.

“Se trata de una cita que concentra cine, arte y música con un denominador común que es la bicicleta”, cuenta Miguel Gatoo, inspirador del eveto y que forma parte del colectivo que organiza la cita. El Bicycle Film Festival (BFF) nació en Nueva York hace 15 años como una idea local. Tuvo tanto éxito que, despertó el interés de los ciclistas urbanos del resto del mundo. Desde entonces, se ha extendido a 77 ciudades. En 2012 llegó por primera vez a la capital. “Es un festival global”, explica Gatoo, “se inscriben películas de todo el mundo y se realiza una selección [el programa oficial] que luego va girando durante el año por las ciudades adscritas”.

La presente edición, desde hoy hasta el domingo, ofrece seis programas (entrada 3,5 euros) en la Cineteca de Matadero Madrid. “En la capital era necesario algo así que mezclase la bicicleta con otras actividades”, opina Jaime Auckerman, activista de los pedales y colaborador del BFF. “Prueba de ello es que cada año se interesa más gente por el tema”, añade.

En la pasada edición más de un millar de personas asistieron a las sesiones del BFF. Y mientras la primera edición se celebró solo en Matadero, la presente tiene varias sedes: el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid; La Bicicleta Café o la sala Taboo. En el COAM arranca hoy Ink Rides, una exposición en la que diversos ilustradores plasmarán en tinta su visión sobre el ciclismo. Por su parte, en el café de Malasaña la fotografía toma el protagonismo en la exposición Gijón, del strap al Criterium, una retrospectiva que cuenta la historia de un grupo de jóvenes que comenzó organizando una competición de piñón fijo y acabó creando el Criterium, la primera carrera de esta modalidad en España y actualmente un referente internacional.

En la sala Taboo se celebra, el sábado, una fiesta con las dos ruedas como protagonista.Todas las actividades, excepto las películas, son gratuitas. “Nos financiamos con espónsors, con las entradas y con mucho curro”, bromea Gatoo.

Entre las películas, de Hungria, Estados Unidos o Reino Unido, hay dos producciones españolas: la historia de los dos hermanos que cruzan Marruecos y 14.000Km.El camino de Anantapur, que cuenta un viaje solidario a pedales desde Madrid hasta la India para conocer el trabajo de la Fundación Vicente Ferrer. “Forman parte del programa oficial porque los partners locales también podemos realizar propuestas”, apunta Gatoo. “Al final el BFF es una celebración global cuyo objetivo es unir el mundo de la bicicleta y la cultura urbana”, concluye.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información