Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Junqueras promete a las entidades un blindaje para las partidas sociales

Las administraciones aún tienen deudas con buena parte de los socios de la Mesa del Tercer Sector

Oriol Junqueras con Carles Puigdemont, en el Parlament
Oriol Junqueras con Carles Puigdemont, en el Parlament

Las entidades sociales recibieron este miércoles un anuncio por parte de la Generalitat que, de concretarse, sería una muy buena noticia para asegurar su trabajo en la trinchera de la crisis. El vicepresidente económico, Oriol Junqueras, se comprometió con la Mesa del Tercer Sector a buscar cómo blindar las partidas sociales del Presupuesto, es decir, que en caso de baja ejecución presupuestaria el dinero restante no termine dedicado a otros temas.

El líder de Esquerra, sin embargo, no dijo nada sobre la deuda que el Gobierno tiene con las entidades sociales. De acuerdo con el barómetro que anualmente publica la Mesa, un tercio de los 350 socios encuestados tienen dinero pendiente de pagar por parte de las Administraciones, como ayer recordó el presidente de la plataforma Oriol Illa. El estudio, sin embargo, no desglosa a qué nivel corresponden las obligaciones. El 66,5% de los encuestados respondió en julio del año pasado que la deuda oscilaba entre los 10.000 y 50.000 euros. A un 8,3% se le debe más de 100.000 euros.

Desde la vicepresidencia económica del Gobierno catalán creen que es posible encontrar clausulas que hagan que en las cuentas “no haya ninguna fuga de las previsiones sociales". Está por verse el margen real que pueda tener Junqueras. Oriol Illa, presidente de la Mesa, puso como ejemplo de recursos que se tenían que mantener los 5 millones del fondo contra la pobreza energética, del que solo se ejecutaron dos millones. También hay partidas que permanecen abiertas todo el año y de acuerdo a la demanda, como las becas comedor.

Junqueras no concretó a cuánto asciende la deuda en subvenciones con el tercer sector catalán pero calificó la situación de “compleja”. Illa pidió “más agilidad” a la hora de hacer los pagos y recordó la difícil situación de pequeñas entidades sociales que además, tienen problemas para buscar fuentes alternativas de financiación. El vicepresidente dijo que las cuentas que prepara “priorizarán” los impagos pero advirtió que además tienen que ser unos Presupuestos “realistas”.