Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La factoría pública de imágenes

Canal Sur apoya al año medio centenar de proyectos audiovisuales

Rodaje de 'Brigada de Fenómenos'.
Rodaje de 'Brigada de Fenómenos'.

La Radio Televisión de Andalucía (RTVA) presume de tener un vínculo fuerte, estrecho y prolongado en el tiempo con el sector audiovisual de la comunidad, más visible con el cine gracias a la programación de Canal Sur Televisión. La crisis ha mermado los recursos, especialmente por la contención del mercado publicitario, y eso ha repercutido en el gasto, pero el ente público ha intentado mantener su apuesta con esta industria y colabora anualmente con una media de 50 proyectos andaluces, la mayoría largometrajes, tanto de ficción como documentales.

Las ayudas se materializan a través de la coproducción o de la compra de derechos de antena, fórmula más utilizada en los últimos tiempos. Los 40 proyectos con los que Canal Sur se comprometió en 2014 pasaron a 89 en 2015 (24 cintas de ficción, 35 documentales con menos de 55 minutos de duración, 20 largometrajes documentales, nueve series documentales y una TV movie), que supusieron una inversión de 8,98 millones de euros, según los datos facilitados por el ente. Casi la mitad (4,23 millones), se destinaron a las cintas de ficción. Desde la RTVA destacan que la cifra global está por encima de lo que obliga la ley.

Canal Sur participa en una de las películas más vistosas de este año, Toro, una producción de Maestranza Films. El thriller, protagonizado por Mario Casas, Luis Tosar y José Sacristán, abrirá fuera de concurso la 19ª edición del Festival de Málaga Cine Español, el próximo 22 de abril, coincidiendo con su estreno comercial en las salas de todo el país.

La RTVA acaba de firmar un acuerdo con el certamen malagueño para la difusión de sus actividades y Canal Sur entregará por primera vez en esta cita el Premio RTVA a la Proyección del Talento Andaluz, que ha recaído en el intérprete malagueño Miguel Herrán. Es el protagonista de A cambio de nada, película también participada por la televisión pública andaluza, y reciente ganador del Goya al mejor actor revelación. Existen colaboraciones de este tipo con el Festival de Cine Europeo de Sevilla y el de Cine Iberoamericano de Huelva, además del respaldo a una veintena de certámenes por todo el territorio andaluz.

Un proyecto inminente en el que colabora Canal Sur es El hombre de las mil caras, del productor Gervasio Iglesias, centrada en la figura del controvertido espía Francisco Paesa y en sus movimientos para capturar al huido ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán. La cinta está dirigida por Alberto Rodríguez, al frente también de las exitosas Grupo 7 y La isla mínima, otros proyectos que han contado con la colaboración de la televisión andaluza.

Hay otras cintas de ficción previstas para 2016 en las que está implicada la cadena andaluza. Se trata de El móvil, que el cineasta almeriense Manuel Martín Cuenca rodará en primavera en Sevilla; el drama titulado inicialmente Morir, segundo largometraje de Fernando Franco, director de La herida; y el thriller fantástico Ánimas, de Laura Alvea y J. F. Ortuño producido por Acheron Films y Tito Clint Movies. Entre los documentales destacan Matilde Coral. Acariciando el aire, un proyecto de Sarao Film dirigido por Paco Ortiz, Salvador Távora: la excepción y Cántico, que gira en torno al grupo de artistas surgido en Córdoba en la década de los años cuarenta del siglo pasado.

El ejercicio de 2016 marcará el regreso de la serie de producción propia a Canal Sur. Se trata de Brigada de fenómenos, un proyecto de Gervasio Iglesias con guión de Julio Muñoz inspirado en los personajes centrales de sus novelas El asesino de la regañá. En el rodaje participan más de 50 actores y hay colaboraciones especiales de rostros muy conocidos para el público.

Aunque el factor decisivo fue la longevidad, la crisis económica contribuyó a la desaparición de la exitosa serie Arrayán, que estuvo 12 años en pantalla. Brigada de fenómenos, de género diferente, ocupará ahora ese hueco. La merma presupuestaria también obligó a frenar la colaboración en el cine de animación, parcela en la que Canal Sur ha participado en distintos proyectos. Algunos de los más destacados son Justin y la espada del valor y El lince perdido, de los estudios granadinos Kandor Graphics.

La televisión pública andaluza estrenó o adquirió los derechos de antena de la serie animada Evita Percances y del filme Evita Percances salva la Navidad, de la productora Forma Animada, con la que actualmente hay varios proyectos en marcha. La misma fórmula se aplicó con El corazón del roble y Las aventuras de Don Quijote, de Milímetros, y con El lazarillo de Tormes, un proyecto de Arte Sonora.

Canal Sur explora en estos momentos cómo concretar su apoyo a proyectos con difusión a través de Internet, una producción que todavía no es muy visible. La primera incursión en este medio de comunicación fue la serie Flaman, del equipo de Malviviendo, y se estudia el posible desarrollo de canales temáticos.

La RTVA inició su apuesta por el cine andaluz cuando la ley aún no obligaba a una cadena pública a destinar un porcentaje de su presupuesto a financiar proyectos cinematográficos. Ocurrió con Solas (1999, el mismo año de Nadie conoce a nadie, del director Mateo Gil), dirigida por Benito Zambrano, película que marcó el auge del cine realizado en Andalucía. Después llegaron Fugitivas, La voz dormida, El Niño, 7 vírgenes, Grupo 7, La isla mínima… Canal Sur, a través de la FORTA (Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos), ha contribuido a la financiación de películas como Héctor y Siete mesas de billar francés, de Gracia Querejeta.

La atención al documental ha sido destacada, con el apoyo desde la cadena pública a títulos fundamentales de los últimos años en Andalucía como Mi querida España, de La Zanfoña; Nacido en Gaza y La vida en llamas, producidos por La claqueta; 13. Miguel Poveda, de Sarao Films; y Los últimos andaluces de Mauthausen, realizado con motivo del 70 aniversario de la liberación del campo de exterminio alemán.