Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romeva avisa al PP que no podrá tumbar ni Exteriores ni al Gobierno

El consejero replica a C's y PP que le ampara la mayoría y que el proceso es irreversible

Raul Romeva junto al secretario general de su departamento Aleix Villatoro y la presidenta de la comisión Marta Pascal.
Raul Romeva junto al secretario general de su departamento Aleix Villatoro y la presidenta de la comisión Marta Pascal.

El Gobierno catalán no piensa arredrarse ante los recursos de inconstitucionalidad del Ejecutivo central para frenar el proceso independentista. Raül Romeva, consejero de Exteriores, avisó al PP que jurídicamente no logrará paralizar su departamento ni al Govern. “Esto va a pasar”, dijo. “No utilicen el Constitucional para esconder sus incomodidades políticas. Hablan de inconvenientes y amenazas. De que no nos saldremos con la nuestra. Y sucederá. No lo pararán por muchos tribunales que pongan”.

Romeva se estrenó ayer en la Comisión de Exteriores del Parlament, en la que tildó a su departamento como la “primera estructura de Estado”. La macro-área aglutina también las relaciones institucionales —será el encargado de la relación con el Gobierno central y otras comunidades—, la cooperación y la memoria histórica. Estas dos áreas las quiere impulsar tras los recortes del último mandato. Su plan es situar a Cataluña en el escenario internacional, hacer de la defensa de los derechos humanos “marca de la casa” y potenciar las delegaciones en el exterior más la que abrirá en Portugal.

Pese al recurso de La Moncloa, Romeva alegó que la acción exterior figura en el Estatuto y que la Generalitat la ha practicado siempre con la diferencia de que antes la dirigía una secretaría general y ahora un consejero. Ciudadanos —“Es un torpedo a la línea de flotación del Estado”, dijo Susana Beltrán— y el PP —“Su consejería será la del ridículo internacional y la de la opacidad”, apuntó Juan Milián— criticaron el departamento. El PSC ofreció su colaboración en otras áreas pero no en la secesionista. Tras tejer complicidades con Sí que es Pot y la CUP, Romeva recriminó que se cuestione la legitimidad del Govern por no tener mayoría cuando PP y C’s ignoran otra: que el 80% de la población pide el referéndum. Su objetivo es aumentar el presupuesto del área en 5 millones. Junts pel Sí dijo que hace año un año se gastó 4,5 en acción exterior y que solo la residencia del embajador en Marruecos cuesta 6.