Madrid celebra su ‘gozadera’

Unas 20.000 personas asisten al pasacalles del Carnaval de Madrid, con mayoría latina

Desfile de Carnaval en la calle de Bravo Murillo, en Tetuán.
Desfile de Carnaval en la calle de Bravo Murillo, en Tetuán.Jaime Villanueva

Tal vez la ocasión lo requería: una explosión de júbilo y de color. Ayer, cerca de 20.000 personas se olvidaron de todo, por un momento, y celebraron los Carnavales de Madrid en un pasacalles que atravesó la calle de Bravo Murillo y demostró, a su paso, que si de pasárselo bien se trata, la capital no tiene nada que envidiar a otras ciudades. Porque lo que se vivió en la tarde de ayer en el distrito de Tetuán fue una auténtica gozadera, pero internacional. Lo confirmaron con sus carrozas y bailes la República Dominicana, Paraguay, Perú, Colombia y Senegal. Pero también el resto de comparsas —12 en total— que retaron a la lluvia con sus danzas y batucadas. Todos voluntarios.

No llovió y tampoco hubo follón, como se preveía tras la detención el viernes de dos titiriteros acusados de un delito de enaltecimiento del terrorismo. Lo que sí hubo fueron muchos malabares y acrobacias y, sobre todo, mucha libertad de elección.

Casi ninguno de los asistentes respetó la sugerencia municipal de ir vestidos de bufones. Ángel Navarro prefirió ir disfrazado del rey de Francia Luis XVI. Sombrero, bastón y bucles incluidos. “Para una vez que puedo pavonearme…”, explicaba este jubilado de 72 años con una sonrisa. Todo un admirador de los carnavales: “No me pierdo uno”. A su lado, la pequeña Inés, de tres años, tenía los ojos como platos viendo el desfile de diablos, medusas, amazonas del espacio y algún que otro bufón. Aún no lo sabía, pero estaba de suerte. En apenas unos días vivirá su primer año chino “consciente”, según su madre. Sumará entonces a esa exótica lista a los leones con forma de dragón.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS