El PP pide el cese de Mayer por retirar símbolos legales

En el caso de que la edil de Cultura no se marchara de forma voluntaria, los populares piden a Carmena que la destituya

El grupo del PP en el Ayuntamiento pidió ayer la dimisión de la concejal de Cultura, Celia Mayer, por iniciar la retirada de varios símbolos franquistas sin cumplir la legalidad y sin comunicárselo a Patrimonio. En caso de que no deje su cargo de forma voluntaria, exigen su destitución a Manuela Carmena. El PSOE tachó la actuación del Ayuntamiento de “chapucera”, pero esperará a que la edil ofrezca su versión en la Comisión de Cultura antes de tomar una decisión.

La tormenta por la retirada de símbolos atribuidos al franquismo continúa, a pesar de que el Consistorio restituyó ayer a la pared del cementerio parroquial de Carabanchel Bajo la placa en memoria de ocho carmelitas asesinados. A pesar de ello, los populares pidieron la dimisión de Mayer, a la que consideran “desautorizada” y una “hooligan del Patio Maravillas”. Si no lo hiciera de forma voluntaria, el PP exige a Carmena que la destituya.

En otro caso, la considerarán “su cómplice”, declaró ayer en rueda de prensa el portavoz popular del Ayuntamiento, Íñigo Henríquez de Luna. El PP mantiene que ambas han actuado con “nocturnidad y alevosía” en la retirada de varios vestigios relacionados con el franquismo en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Sin embargo, el Consistorio no ha repuesto la lápida en memoria del falangista José García Vara y el monolito al Alférez Provisional.

“Han incumplido el acuerdo plenario de diciembre en el que se dio un plazo de cuatro meses para elaborar un plan integral de memoria que determinara los símbolos y las calles afectadas", explicó Henríquez de Luna. El acuerdo fue aprobado por ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos. El PP votó en contra debido a que no se aceptó la enmienda que presentaron al texto. Pedían que se añadiera que la persecución y violencia debía haberse producido por razones políticas, ideológicas o de creencias religiosas.

Ni el PSOE ni Ciudadanos se sumaron ayer a la petición de dimisión de Mayer, al menos de momento. Purificación Causapié, portavoz socialista, tachó la actuación de Ahora Madrid de “chapucera”, pero pidió esperar a la comparecencia de Mayer en la comisión de Cultura antes de pronunciarse.

Nuevo marco para los hitos franquistas

El Ayuntamiento anunció ayer la elaboración de un marco normativo que garantice la viabilidad técnica y la seguridad jurídica en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. El trabajo se está haciendo de forma simultánea a la elaboración del Plan Integral de Memoria de Madrid, que está llevando a cabo la cátedra Complutense de “Memoria Histórica del siglo XX”.

En la retirada de vestigios, cada caso será revisado según lo que se establezca la normativa que se elabore, analizándolos con los informes necesarios. El cambio de nombres del callejero ya está recogido en la ordenanza municipal y tiene que pasar por pleno.

La portavoz socialista ha recordado que es necesario dialogar porque se trata de un tema muy delicado por el que merece la pena esperar cuatro meses. Causapié aludió al tiempo que se lleva esperando la aplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007. “Lo que nos importa es que se haga bien”, puntualizó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Desde Ciudadanos tampoco se pedirá a Mayer que deje su cargo. De momento reclaman la resolución del contrato por el que se ha pagado 17.999 a la cátedra de la Memoria Histórica. También exigen al Ayuntamiento que presente el expediente de la Dirección General de Patrimonio de 2013 en el que se habría basado la actuación. “De esa forma podremos determinar si procede solicitar su dimisión o de otras personas como el director que esté debajo de ella. Queremos estudiarlo todo”, manifestó ayer Begoña Villacís, portavoz de Ciudadanos.

Esta formación política anunció también que presentarán una denuncia ante la dirección general de Patrimonio por las infracciones que se puedan haber cometido. Villacís añadió que hay muestras suficientes para justificar que “quizás el encargado de tratar la memoria histórica, algo tan sensible en Madrid, no es el que debiera”.

Voto de confianza

Lo que sí logro ayer la rectificación del Ayuntamiento al volver a colgar la placa en el cementerio de Carabanchel y reconocer un “error interno”, fue que el PP le otorgara un “voto de confianza”. Por ese motivo, los populares no presentaron la denuncia que tenían preparada para presentar en los juzgados de Plaza de Castilla contra Carmena y Mayer por prevaricación, explicó el portavoz popular.

Aún así, Henríquez de Luna advirtió de que se volverían a plantear el inicio de acciones legales si el Consistorio continúa retirando símbolos de forma unilateral y sin avisar. Además, exigen la reposición del monolito al Alférez Provisional y la placa dedicada al falangista José García Vara. Mayer anunció el martes que pretendían continuar con la retirada de otros símbolos franquistas hasta abril.

El PP ha pedido la convocatoria de una sesión extraordinaria de la Comisión de Cultura para que la edil de Cultura explique la actuación y presente los expedientes e informes que la sustentan, “o si ha sido una decisión personal que se ha comunicado verbalmente”.

Sobre la firma

Esther Sánchez

Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS