Condenado a 13 años de prisión un hombre que mató a su madre

Los hechos ocurrieron en su chalé de Puerta de Hierro cuando España celebraba su victoria en la Eurocopa

La Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 13 años de prisión a Ramón María Sánchez Lousa, de 35 años, como autor del homicidio de su madre María Ángeles Lousa Gallos, ocurrido en el chalé familiar, en Puerta de Hierro, según ha informado esta mañana el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Los magistrados le imponen la agravante de parentesco.

El ahora condenado fue declarado culpable en el juicio con jurado popular que se celebró en la citada Sección de la Audiencia Provincial el pasado mes de enero.

Los miembros del Tribunal del Jurado han establecido como hechos probados, y así se recoge en la resolución, que “sobre las 23 horas del día 1 de julio de 2012, con ocasión de encontrarse doña María Ángeles Lousa Gayoso en el dormitorio de su casa (en el barrio de Puerta Hierro de Madrid) fue objeto de una agresión por parte de terceras personas, a consecuencia de la cual sufrió uno o dos traumatismos con un objeto contundente , una de cuyas heridas le originó abundante sangrado, y fue objeto de presión fuerte sobre boca y nariz con almohada, cojín y manos para conseguir su sofocación e impedir que respirara”, lo que, en definitiva, le produjo la muerte.

El Tribunal del Jurado también consideró probado que el autor de la agresión descrita fue su propio hijo, el acusado Ramón María. Los hechos ocurrieron instantes después de que la selección española de fútbol ganara la Eurocopa. La mujer había cenado junto con su esposo, notario de profesión; su hijo y la novia de este en el jardín del chalé, en el número 13 de la calle de Arroyofresno, en Puerta de Hierro. Se trata de una zona de alto poder adquisitivo, con grandes medidas de seguridad y vigilancia privada. Como la mujer se encontraba mal (le dolía la cabeza), decidió marcharse a la cama. Al cabo del rato, subió el hijo, que fue el que supuestamente se topó con tres encapuchados. Estos, tras golpearla por la espalda, salieron por la parte trasera de la vivienda, por el mismo lugar en el que presuntamente habían entrado.

El hijo bajó a toda velocidad y alertó a los familiares de lo que acababa de ocurrir. La versión que dio a los agentes de Homicidios no les convenció por lo que siguieron investigándole hasta que comprobaron que había sido él, gracias al ADN. 

La sentencia de la Audiencia Provincial puede ser recurrida ante la Sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS