Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Munté: “Falta información sobre el fondo de la pobreza energética”

La Generalitat admite que la gestión de las ayudas es mejorable y se compromete a "desburocratizar" el proceso

La Generalitat admitió ayer que la gestión del fondo contra la pobreza energética, el mecanismo para pagar las facturas de las familias vulnerables, es "mejorable". La portavoz del Gobierno, Neus Munté, expresó un compromiso del Ejecutivo para mejorar los protocolos con los ayuntamientos para lograr así que aumente el número de ayudas. El año pasado solo se ejecutó el 22% de los cinco millones con los que cuenta el fondo. "Falta información", aceptó la portavoz.

Las estadísticas muestran que unos 600.000 catalanes tienen dificultades para poder mantener su casa a la temperatura adecuada. Tanto la Generalitat como el mundo local y las entidades sociales certifican esta carencia, pero el fondo habilitado por el departamento de Empresa solo otorgó 3.770 ayudas en 2015, por un total de 1,1 millones de euros. El peso del pago de los recibos recayó en las entidades y en los entes locales, donde los trámites son más simples.

Munté defendió que el fondo cumplió con su cometido -que a las personas que cumplían los requisitos y tenían un certificado de los servicios sociales no se les cortaran los suministros- aunque aceptó que el mecanismo es mejorable. "Hay que mejorar los protocolos en los próximos meses, para que sean más fáciles de seguir, que se desburocraticen más", aseguró la portavoz. El sistema actual hace que sean las empresas las que tramiten ante la Generalitat las ayudas después de que los clientes les hayan certificado su vulnerabilidad.

El reto para la Generalitat es ampliar la cobertura de la ayuda. "No todo el mundo conoce bien el mecanismo. Es necesaria más información", aceptó Munté. Solo dos consistorios, el de Mollet del Vallès y Figueres, se presentaron a la convocatoria para recibir fondos. La portavoz insistió una vez más en "la responsabilidad social" de las empresas suministradoras para colaborar con el fondo.