La victoria de Podem en Cataluña, una salida al plan independentista

Convergència vuelve a apostar por el derecho a decidir después de las elecciones generales y relega la secesión exprés

Francesc Homs ve reforzado el proceso.
Francesc Homs ve reforzado el proceso.EFE

Las elecciones generales de este domingo dejaron en Cataluña un nuevo panorama que facilita un cambio de discurso de Convergència Democràtica, volviendo al “derecho a decidir” y relegando la idea de la independencia unilateral. El candidato de Democràcia i Llibertat, Francesc Homs, ha asegurado este lunes a los catalanes que a pesar de la bajada de su partido y del número de diputados nacionalistas “se ha reforzado el proceso y el derecho a decidir y el unionismo ha quedado relegado”. En este sentido ha llamado a “saber aprovechar” este nuevo panorama, que para su partido pasa ahora por explorar la vía del referéndum.

Más información
La CUP aprovecha el pinchazo de CDC el 20-D para pedir la retirada de Mas
Cinturón rojo, naranja... y ahora morado
Esquerra triplica escaños a costa de CDC pero queda lejos de ganar

Convergència i Esquerra, los dos partidos independentistas, han conseguido 17 de los 47 diputados en juego, uno menos que la suma de los partidos constitucionalistas: PSC, PP y Ciutadans. Los doce diputados de En común Podem han vuelto a situar el centro de gravedad en la reivindicación de un referéndum y del llamado “derecho a decidir”. Los independentistas se quedaron lejos en porcentaje de votos del hito conseguido el 27 de septiembre. Democràcia i Llibertat i Esquerra se quedaron con el 34,06% de los votos, en lugar del 47,8% conseguido en las elecciones autonómicas.

Este resultado es el que ha llevado a Homs y a Artur Mas a poner en valor, no la cifra de voto independentista, sino la suma del bloque independentista más el de En Comú Podem. En este caso, sumados, llegan al 58,8% del total y acumulan 29 de los 47 diputados de Cataluña.

“Este cambio de escenario lo tenemos que saber aprovechar a favor de los intereses de Cataluña”, ha insistido Homs esta mañana en Catalunya Ràdio. Con esta idea Convergència abre la puerta alinearse de nuevo en la defensa de un referéndum pactado que ya había prácticamente descartado desde el pasado 27 de septiembre.

Este factor genera ya las primeras discrepancias con sus socios en Cataluña, Esquerra Republicana. Oriol Junqueras ha descartado esta mañana que el independentismo tenga que reconducir su discurso por el buen papel de Podem. “Es evidente que no habrá el referéndum porque está en contra el 70% del Congreso español”, ha dicho.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Todo esto se encabalga con las negociaciones que hoy mismo reprenderán Junts por el Sí y la CUP para intentar desbloquear la investidura del presidente de la Generalitat. La izquierda anticapitalista, que no se presentaba a las elecciones generales, ha aprovechado el mal resultado de Democràcia i Llibertat para pedir que, de una vez por todas, Artur Mas deje paso a un candidato alternativo “de consenso”. Homs ha negado que esto pueda pasar y ha pedido a la CUP que, desde el momento que no se ha presentado al 20-D, no utilice sus resultados para hacer política en clave catalana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS