Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El PSC confundió a su electorado cuando apoyó el derecho a decidir”

La exministra asegura que Mariano Rajoy es "un peligro para la unidad de España"

Carme Chacón, durante la entrevista
Carme Chacón, durante la entrevista

Carme Chacón (Esplugues de Llobregat, 1971) se presenta por tercera vez como cabeza de cartel del PSC en unas generales.

Pregunta. ¿Qué piensa cuando se la critica porque ha estado un año fuera de España y ahora vuelve a Cataluña a hacer política?

Respuesta.Ya dije que no dejaba la política, sino un escaño, porque me di cuenta que estaba siendo incómoda para mi proyecto político después de que Alfredo Pérez Rubalcaba se pusiera al frente del PSOE. Nunca dejé de venir a las reuniones del comité federal del PSOE ni del consejo nacional del PSC. Mis compañeros me pidieron que volviera y me sentí muy honrada.

P. Mientras usted estaba en Miami el PSC se desangró por el proceso soberanista.

R. CiU ya está rota, CDC ha cambiado dos veces de nombre, Iniciativa ha tenido que meterse en coaliciones con el nombre de otros y aquí seguimos los socialistas, que hemos sido los que hemos hecho posible el Estado del bienestar en España. El socialismo puede no haber hecho cosas bien, pero todos los avances que se han hecho en este país llevan el nombre del socialismo.

P. Si algún dirigente del PSC se ha quemado con el proceso soberanista ese ha sido Pere Navarro. Le hacía mucha ilusión ir de número dos al Congreso y usted no lo aceptó. ¿Por qué?

Llevo con tristeza que el Pere Navarro no aceptase ir de número 1 al senado, como le propuso el comité electoral 

R. Eso no es cierto. El comité electoral nunca propuso a Pere Navarro como número dos. Yo el único nombre que propuse fue el de Eulàlia Lluch, a la que llamé personalmente para que cerrase la lista.

P. La lista de Barcelona está hecha a su medida, con personas de su total confianza. ¿Por qué dejó tirado a Navarro?

R. El comité electoral lo propuso como número 1 al Senado porque había sido actor un significativo en la declaración de Granada. Y lo que no esperábamos, y yo llevo con tristeza, es que no lo aceptara.

P. El PSC ofrece la reforma constitucional como alternativa al independentismo que secundaron en las autonómicas dos millones de personas. ¿Cree que eso será suficiente?

R. La propuesta es de todo el PSOE, no solo del socialismo catalán. Yo no tengo un proyecto político para los independentistas que creen que la salida es un Estado propio. Tengo un proyecto político que quiero que sea atractivo para la mayoría de catalanes que quiere una salida dialogada. La ruptura nos traería más empobrecimiento social y fractura emocional.

P. ¿Cataluña es una nación?

España es una nación con diversas naciones dentro de ella y una es la catalana

R. Hace un tiempo en que lo dije en un artículo que escribí EL PAÍS con Felipe González: España es un Estado plurinacional.

P. ¿Eso quiere decir una nación de naciones?

R.Quiere decir una nación con diversas naciones dentro de ella y una es la catalana. Cuando abramos la reforma constitucional deberemos definirlo y creo que la definición más clara es la de Naciones Unidas, que habla de 194 Estados en el mundo y hasta 3.000 comunidades nacionales. Hasta ahora solo Rajoy no se ha dado cuenta que la Constitución necesita una puesta a punto. Lo que no se adapta a los tiempos, se muere y yo no quiero una Constitución muerta.

P. Usted habla en los mítines de familias desfavorecidas pero siendo ministras de Vivienda quiso poner en marcha juzgados para agilizar los desahucios.

R. En 2007 había en Madrid un problema de morosos profesionales. Se aprovechaban de los propietarios que habían invertido sus ahorros y ponían el piso en alquiler, se metían en esas casas y los propietarios estaban uno o dos años sin cobrar renta ni recuperar la casa. El ministerio de Justicia intentó descolapsar esos juzgados de Madrid. Lo que yo sí hice fue poner en marcha la renta básica de emancipación de 210 euros mensuales, que benefició a 300.000 jóvenes en toda España, 56.000 de ellos en Cataluña. Ni toqué la ley hipotecaria, ni nada que ver con los bancos, ni con medidas que perjudicaran a la gente que tenía hipoteca. Ahora con las elecciones algunos pretenden difamarme con falsedades. En Cataluña tenemos los mismos problemas que en el resto de España, a pesar de que se habla poco de ellos y de que algunos solo quieren que hablemos de naciones, de banderas y de himnos.

P. ¿Pedro Sánchez debería dimitir como líder del PSOE si le supera Ciudadanos como segunda fuerza?

Ni toqué la ley hipotecaria, ni nada que ver con los bancos, ni con medidas que perjudicaran a la gente.

R. Pedro Sánchez lleva un año y medio y he trabajado muy a gusto con él. Yo tengo una gratitud especial y el PSC también porque se ha preocupado de Cataluña y vino en la campaña del 27 de septiembre y por cómo ha llevado al PSOE a una reforma federal de la Constitución que en épocas anteriores no se había planteado el partido. Yo espero que esté en primera línea política durante mucho tiempo, porque lo quiero ver presidente del Gobierno.

P. ¿Qué ha hecho mal el PSOE y el PSC para que Ciudadanos le esté disputando ser el segundo partido más votado el 20-D o que en las elecciones catalanas ese partido fuera el más votado en ciudades del área metropolitana donde siempre ganaban los socialistas?

R. En algún momento hemos podido confundir al electorado cuando formamos parte del derecho a decidir y nos dimos cuenta rápido de que aquello era solo una estratagema para la ruptura, pero con Miquel Iceta al frente el PSC tomó otro rumbo. El PP ha utilizado la catalanofobia para sacar votos fuera de Cataluña durante muchas elecciones y Ciudadanos apareció para combatir la inmersión lingüística, que ha sido uno de los mejores instrumentos de cohesión social que hemos tenido. Queremos que Cataluña vote acuerdo porque sabe que no puede decidir unilateralmente las fronteras de España.