Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez de la Pokémon denuncia coacción del hijo de Conde Pumpido

La magistrada presenta en la Audiencia de Lugo un correo electrónico en el que el abogado del líder del PSOE en Galicia le advierte de un supuesto plan para apartarla

El fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, en una imagen de archivo.
El fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, en una imagen de archivo.

La juez instructora del caso Pokémon, Pilar de Lara, que investiga corrupción política de todo color en varias comunidades autónomas, ha presentado esta mañana un escrito en la Audiencia Provincial de Lugo en el que destapa un supuesto plan urdido contra ella tanto por políticos como por autoridades judiciales. Se trata del informe que le pidió la Audiencia a la titular del juzgado número 1 de Instrucción de Lugo como paso previo antes de decidir acerca de la cuestión de competencia planteada contra ella por los abogados del líder de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, imputado ahora en el caso Garañón, a cargo también de De Lara. En su respuesta, además de desmontar con argumentos jurídicos la cuestión de competencia, la juez incluye un correo electrónico de uno de los letrados del político, Cándido Conde Pumpido Varela, hijo del exfiscal general del Estado y magistrado del Supremo, fechado el 11 de junio de 2014.

En este documento, consecuencia de una visita a De Lara, con la que nunca antes había coincidido y cuando aún no era abogado de Besteiro, el 15 de mayo de 2014, Conde Pumpido hijo describe una supuesta confabulación, o plan organizado en una serie de pasos, en la que participarían tanto políticos como juristas y cuyo presunto objetivo final sería apartar a De Lara de Lugo y, con ello, despojarla de varias causas que provocan úlceras desde hace años en altas instancias. Como broche que cierra su correo le recomienda a la instructora que cambie de destino ("si puede cambiar de destino, hágalo") e incluso se brinda a echarle una mano en ello: "Si necesita de apoyo en el Consejo para optar a alguna plaza o para facilitar su traslado, hágamelo saber y haré todo lo que esté en mi mano. En cualquier caso no creo que sea difícil de conseguir". El padre de Conde Pumpido está casado en segundas nupcias con Clara Martínez de Careaga, vocal del Consejo General del Poder Judicial.

El correo electrónico de Conde Pumpido, unido al informe elaborado por De Lara para la Audiencia y respaldado por un acta notarial, ha trascendido esta mañana, en plena campaña electoral, porque ha sido notificado a todas las partes personadas en el caso Garañón. En su mensaje (que da respuesta a un primer correo en el que De Lara le pide explicaciones a los "datos" que le ha transmitido en su inesperada visita de un mes antes), el letrado de Besteiro habla de dos grupos de presión. "No es plato de buen gusto para nadie confirmar que es objeto de persecución", empieza diciéndole. "Según le conté", sigue escribiendo en referencia a la entrevista previa que supuestamente el propio Conde Pumpido buscó, "había un primer frente contra usted que habría realizado movimientos en el Consejo y estaría preparando una querella. Este frente está directamente relacionado con el alcalde Orozco", detalla el abogado, dándole a conocer a la juez unos hechos que tuvieron su traducción a la realidad casi inmediatamente.

Punto y seguido, Conde Pumpido se adelanta también a los acontecimientos en clara referencia al meollo del caso Garañón, que investiga las circunstancias en las que adquirió su vivienda y la reformó Gómez Besteiro cuando era concejal de Urbanismo en Lugo: "Este grupo, además, está haciéndole desviar la atención a otros miembros del partido por un supuesto piso regalado y unas obras no satisfechas que parece que en realidad no son tal". Ellos "piensan que [usted] va a hacer el ridículo cuando aparezcan los pagos, tanto de la vivienda como de las obras", le dice, y atribuye los "rumores falsos" a "guerras de poder internas" y a los deseos existentes de ver caer a la juez. 

"Sin embargo, a mi entender, es más preocupante el otro frente", escribe Conde Pumpido Varela en el siguiente párrafo. "Lo que ha despertado todas las alarmas", describe, "ha sido extender las investigaciones a los Ayuntamientos de Santiago y A Coruña [en aquellas fechas, en manos del PP]. Allí hay más cosas que tapar que en Lugo, donde tampoco deben de estar libres de mácula (...). Además, las implicaciones de estos temas podrían tener relación tanto con altos dirigentes gallegos como con tramas investigadas en la Audiencia Nacional".

"Al poner el foco en estos Ayuntamientos, creo que ha despertado muchos más recelos de los que venía levantando e incluso puede haber perdido apoyos que antes vitoreaban sus acciones contra el PSOE", le sigue diciendo. Y luego, también en supuesta referencia al poder del Partido Popular, añade: "Esta falta de apoyos y una mayor capacidad de acción tanto en el Consejo como en instancias judiciales puede traerle más problemas que todas las ampollas levantadas con investigaciones anteriores".

"Empieza a sonar un runrún en el Supremo de que hay juezas en Lugo [presumiblemente, De Lara y Estela San José, instructora del caso Campeón] que interfieren demasiado en la vida política y se escucha hablar de investigaciones prospectivas", le advierte luego Conde Pumpido a la magistrada del número 1. "Según mi experiencia, es mucho más peligroso para un juez investigar a un determinado partido que a otro, y no lo digo solo por Silva y Garzón. El propio Bermúdez está convencido de que si no llega a soltar lo de Bárcenas a tiempo le habrían hundido la carrera, y razones no le faltan, pues me constan movimientos en ese sentido", asegura el hoy abogado de Besteiro.

"Ya sabe cómo empieza esto", enumera en el párrafo siguiente, "primero la prensa se vuelve en contra, empiezan con ataques gratuitos, escarban en la vida privada, las conferencias dadas, anteriores resoluciones, y luego va subiendo la intensidad, la fiscalía empieza a pedir cosas raras, la audiencia revoca y adopta resoluciones poco entendibles, se empiezan a recibir visitas de la inspección y de la noche a la mañana te encuentras sumido en un infierno mediático y judicial en contra". A varias de estas situaciones también se les puede encontrar conexión con lo que luego aconteció, incluidas dos inspecciones recibidas en pocos meses por el juzgado de Instrucción 1 de Lugo.

"Mi consejo es que intente apartarse y vaya con pies de plomo, pues cualquier traspié será utilizado para ridiculizarla y acusarla de realizar investigaciones prospectivas", le comenta casi al final de su escrito. "No se deje guiar por rumores y vaya a por aquello que vea evidente y seguro. Intente evitar aquellas cuestiones que puedan volverse en su contra y denostar otras investigaciones con más sentido que sí que llevan a algo grave, y si puede cambiar de destino, hágalo, bien sea a otro mejor o reiterando su solicitud de traslado". Y por fin concluye: "En este sentido, si necesita de apoyo en el Consejo para optar a alguna plaza o para facilitar su traslado, hágamelo saber y haré todo lo que esté en mi mano. En cualquier caso, no creo que sea difícil de conseguir, como le comenté".

La magistrada incluye la copia sellada ante notario del correo al final de una argumentación de 69 folios en la que va desmontando la cuestión de competencia. Lo adjunta a continuación del apartado que encabeza como "empecinamiento procesal de la dirección letrada de don José Ramón Gómez Besteiro para, utilizando meras maniobras procesales, tratar de sustraer la legítima competencia de esta instructora en el conocimiento de la causa, pretendiendo con ello la vulneración del derecho al juez ordinario predeterminado por la ley". De Lara habla de "burdo intento de vulnerar el derecho al juez ordinario" y luego revela a los magistrados de la Audiencia Provincial la existencia de ese correo de Conde Pumpido para que "dispongan de todos los elementos de juicio" y "valoren" cómo la cuestión de competencia planteada contra ella "no es, si no, una maniobra más" para sacarla de en medio. El fin, defiende, es "apartarme de forma, cuando menos, fraudulenta y abusiva, del conocimiento de la causa".

En el correo electrónico de junio de 2014, "Cándido Conde Pumpido Varela, además de advertirme de estar siendo objeto de persecución por mi actividad judicial", explica la magistrada, "alude de forma expresa" a la sustancia del caso Garañón, "ofreciéndome pautas para su investigación, recomendándome que me intente apartar del conocimiento de las causas en marcha" para evitar acusaciones y "verme sumida en un infierno mediático y judicial". "A lo largo del citado email", denuncia también la juez, el abogado describe "las situaciones personales y profesionales que podrían llegar a acontecerme" y "brinda su apoyo en el Consejo para optar a alguna plaza o para facilitarme mi traslado".

"Los términos del citado correo electrónico son tan claros y elocuentes que no dejan margen alguno a la interpretación", recalca De Lara. Y después explica que cuando recibió la visita y el mensaje de Conde Pumpido, el abogado no estaba personado en ninguna causa de su juzgado, sino que lo haría un año después, en julio de 2015, tras la imputación de Besteiro. La instructora pide a la Audiencia que desestime "por manifiestamente infundada", la cuestión de competencia, pero va todavía más allá. "A la vista del contenido del correo electrónico", concluye, "se insta tanto a la Audiencia Provincial como a la fiscalía para que, si entendieran que tales hechos pudieran ir más allá del abuso del derecho, la mala fe procesal o el incumplimiento del código deontológico de la abogacía, procedan a deducir los testimonios de particulares que consideren oportunos".

Más información