_
_
_
_

Mas reta a la CUP a dar alternativas a las privatizaciones

Los anticapitalistas y Junts pel Sí dedicarán una sesión de las negociaciones a tratar la venta de Aguas Ter-Llobregat

Artur Mas en el inicio de campaña, el 3 de diciembre.
Artur Mas en el inicio de campaña, el 3 de diciembre.Albert Garcia

Junts pel Sí y la Candidatura d'Unitat Popular se acercan a un pacto para arrancar la legislatura intentando cerrar primero aquellos puntos en los que más se aproximan y dejando para el final los que más les dividen. El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, enfrió este jueves por la noche el optimismo de los negociadores, destacando la "complejidad del pacto". Pese a ello, prometió agotar el plazo para negociar, que expira el 10 de enero.

La Asamblea de la CUP en la que se decidirá si se vota a Mas, el próximo 27 de diciembre, obliga a los partidos a ponerse manos a la obra. Ayer evidenciaron su cercanía en la concreción del pacto social, y lo que más divide a ambos partidos se discutirá en los próximos días. Entre los temas que habrá sobre la mesa destacan las privatizaciones, que los anticapitalistas exigen revertir. Mas ve muy complicado ceder en este punto: "Para hacerlo hay que tener dinero para devolverselo al privado que los dio antes". El presidente en funciones, que defendió la decisión de privatizar servicios, aseguró que la liquidez de la venta de empresas sirvió "para pagar la renta mínima de inserción o la sanidad".

Más información
La CUP afirma que no habrá un acuerdo con JxSí antes del 20-D
Los candidatos polemizan sobre la independencia en el primer debate
ERC rechaza participar en una ponencia constitucional junto a CDC

Mas, como hizo Francesc Homs por la mañana, reivindicó las políticas sociales de su Gobierno. Obviando los recortes, destacó la inversión en la renta mínima de inserción o las becas comedor. Y prometió que las medidas previstas en el plan de choque con los anticapitalistas se cumplirán, ni que sea para no defraudar a los que más sufren la crisis: "Una de las directrices básicas de la negociación con la CUP es que no podemos engañar a la gente que lo necesita. No hay nada más inmoral que decir que podrás hacer una cosa para la gente más necesitada sabiendo que no la puedes hacer", apuntó. 

Mas confió en superar las dificultades que tiene el acuerdo y en poder llegar a un pacto "equilibrado". Lo que no tolerará el presidente en funciones es una entente que ponga el proceso soberanista en manos de la CUP. "No pactaremos a cualquier precio, pero no intentarlo sería decirle a la gente que nos votó el 27-S que su voto no cuenta para nada". 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_