Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer y sus dos hijas caen al vacío desde un decimotercer piso

Los Mossos estudian si la mujer tiró a las niñas por la ventana y luego se suicidó saltando ella

Los servicios de emergencia en el lugar del suceso.

Una mujer de 42 años y sus hijas, de diez meses y diez años, murieron este miércoles poco antes de las ocho de la tarde tras precipitarse al vacío desde un decimotercer piso, ubicado en la zona de la Devesa, en la ciudad de Girona. Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para determinar las circunstancias en que se habrían producido los hechos. El Ayuntamiento ha convocado este jueves al mediodía un minuto de silencio por las víctimas. El suceso ha consternado Girona.

Sobre las 19.30 Mireia P., de 42 años, hija de una familia muy conocida de la ciudad, que ha regentado diversas zapaterías, fue al despacho de arquitectura que compartía con su marido, Martí F., en el piso 13 del número 63 de la Calle Joaquim Vayreda. Una vecina coincidió con la mujer sus hijas en la escalera y vio cómo la chica llevaba a la pequeña en el cochecito y la mayor de la mano. Minutos después, sobre las 19.42, varios vecinos del bloque escucharon “dos golpes sordos y fuertes”, indicaron, y se asomaron a la ventana. Horrorizados, vieron cómo el cuerpo de la mujer había quedado encima de un depósito de obra elevado y los de las dos pequeñas en el suelo. Los cuerpos de las dos niñas cayeron ante un hombre que en aquellos momentos estaba tomando un refresco en la terraza de un bar situado en el edifico. Él fue quien corrió a ayudar e intentar tranquilizar a la niña mayor, que todavía respiraba y se movía, mientras llegaban los efectivos del Sistema de Emergencias Médicas, que intentaron salvarla sin éxito. Los sanitarios del SEM tuvieron que recibir apoyo psicológico del mismo sistema de emergencias.

Según confirmó el alcalde de la ciudad, Carles Puigdemont, que junto a otros ediles se presentó en el lugar, la mujer, arquitecta, había trabajado durante muchos años en el Ayuntamiento y hace dos años dejó el trabajo para establecerse en el estudio de arquitectura que compartía con su marido, desde donde se precipitó al vacío.

Los Mossos encontraron el bolso de la mujer en el despacho profesional y tomaron huellas dactilares de la pequeña ventana desde donde presuntamente se habrían precipitado al vacío. Los cadáveres estuvieron más de tres horas esperando que llegara la juez de guardia para hacer el levantamiento de los cadáveres.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que la mujer pudo haber lanzado a las niñas y después suicidarse saltando desde la ventana. Las mismas fuentes han indicado que en el piso no se han encontrado signos de forcejeos.

La policía intentó localizar al marido y padre de las víctimas, pero tardaron más de una hora en poder hacerlo. El matrimonio también tenía un niño de unos 4 años, que se encontraba en casa de los abuelos. La pareja con sus tres hijos vivía en una casa en la zona de les Pedreres de la capital gerundense.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información