Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El barómetro de la generalitat

ERC ganará el 20-D en Cataluña según un sondeo de la Generalitat

El exdiputado de la CUP David Fernández levanta el veto a Mas

 

Esquerra Republicana de Catalunya es el partido nacionalista que más se está beneficiando de la actual situación política en Cataluña con vistas a las elecciones generales. El partido de Oriol Junqueras ganará las elecciones generales en esa comunidad según el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat, que ayer publicó un sondeo en el que también revela que hay una situación próxima al empate entre ERC, PSC, Ciudadanos y Democràcia i Llibertat, la marca de Convergència para las elecciones generales.

Esquerra Republicana apunta como partido más votado con 9-11 diputados, seguido de Democràcia i Llibertat, la marca de Convergència, con 9-10. Ciudadanos y PSC empatarían con 8-9 escaños, mientras que En Comú Podem lograría 5-6 escaños. El PP cierra la lista con 5 representantes, seis menos que los logrados en 2011. El 29,6% de los catalanes todavía no ha decidido su voto, con lo que el director del CEO, Jordi Argelaguet, admitió que cualquiera de los cuatro primeros partidos puede acabar ganando las elecciones en Cataluña.

La parálisis institucional en la que se encuentra esa comunidad tras las elecciones del 27 de septiembre está comenzando a castigar las opciones independentistas y singularmente a la CUP, partido del que depende la investidura del próximo presidente catalán. El sondeo de la Generalitat revela que, de repetirse hoy las elecciones catalanas, el independentismo volvería a ser mayoritario, pero con un resultado ligeramente peor para la coalición Junts pel Sí y con el estancamiento de la CUP, que en el sondeo del mes pasado aparecía con una tasa de crecimiento de cerca del 40%. Esta situación pondría en peligro la mayoría absoluta de la que hoy goza el independentismo en la cámara catalana.

La formación de Antonio Baños perdería hasta 4,6 puntos en intención directa de voto, lo que le impediría seguir creciendo más allá de los 10-11 diputados y se quedaría lejos de los 14 escaños que le auguraban las encuestas realizadas hace un mes. “Algo debe haber hecho la CUP que no acaba de gustar a alguna gente”, ha dicho Jordi Argelaguet, director del Centro de Estudios de Opinión.

 Caída del PP

 Junts pel Sí obtendría entre 58 y 61 escaños (ahora tiene 62), Ciudadanos subiría hasta los 28 o 31 respecto a los 25 que tiene ahora. El PSC mantendría sus resultados con 15-17 escaños. Catalunya sí que es Pot mantendría sus 11 escaños o bajaría hasta los nueve. El PP sigue bajando con 9-10 diputados respecto a los 11 que tiene ahora.

Precisamente ayer, el exdiputado de la CUP, David Fernández, abogó porque la formación facilite la investidura de Artur Mas cediendo dos de sus votos a cambio de un plan de choque social. Fernández, en un artículo en el diario Ara, argumentó que unas elecciones en marzo "no son ninguna alternativa" y que "mendigar dos votos en cheque en blanco no arreglaría casi nada". Por eso alega que "quizá lo único posible, ahora mismo, son dos votos al proceso al lado de un plan de choque real y concreto".

“Antes mil veces salir a jugar y quizá perder que ni tan solo comparecer en el terreno de juego”, planteó Fernández, en alusión a un hipotético fracaso del proceso independentista en caso de que JxS y la CUP sean incapaces de llegar a un acuerdo.

Fernández reconoció “tensiones y dificultades” en la negociación, “en parte bien lógicas”, puesto que entre los interlocutores se encuentran “dos proyectos tan antagónicos” como los de CDC y la CUP. Por eso, considera conveniente “trazar la línea de un mínimo común denominador” que permita el “desbloqueo del bucle y el deshielo para pasar pantalla”.

Más información