Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de lluvias descubre un puente del siglo XVIII en la presa de Valmayor

El Canal de Isabel II asegura que los niveles están dentro de la normalidad dado que acaba de comenzar el año hidrológico

La bajada del nivel del pantano de Valmayor permite pasear por el puente del Tercio. Ampliar foto
La bajada del nivel del pantano de Valmayor permite pasear por el puente del Tercio.

El descenso de las aguas del pantano de Valmayor ha hecho reaparecer el puente del Tercio, del siglo XVIII, y ha despertado las alarmas vecinales. Desde el Canal de Isabel II llaman a la calma. Aseguran que la situación es de absoluta normalidad. Simplemente, hay menos agua que otros años. El pantano se encuentra a un 45,5% de su capacidad, 14,5 puntos inferior al volumen almacenado el año pasado en el mismo periodo. La media actual de los 14 embalses de la región es del 60,24%.

Es el momento de cruzar el embalse de Valmayor por el Puente del Tercio, ordenado construir por Carlos III a Marcos de Vierna para salvar lo que entonces era un arroyo. Lo normal es que el paso se encuentre sumergido bajo las aguas del pantano, que se extiende por 755 hectáreas de los términos municipales de Valdemorillo (donde se encuentra la presa), El Escorial, Colmenarejo y Galapagar.

El embalse, construido en 1975, se encuentra en la actualidad a un 45,5% de su capacidad (56,5 hectómetros cúbicos de los 124 que puede llegar a albergar). El año pasado en las mismas fechas estaba 14,5 puntos por encima (61% de su capacidad), y del puente no había ni rastro. La media de los últimos 10 años de la cuarta semana de noviembre alcanza el 68,31%, según los datos de embalses.net.

No es una situación alarmante, afirman fuentes del Canal de Isabel II, porque acaba de iniciarse el año hidrológico y lo lógico es que se produzcan precipitaciones. El último episodio de lluvias sostenidas en la región se remonta a marzo pasado.

“El descenso de agua en Valmayor se encuentra dentro de la normalidad”, indican. En cinco meses, desde el 1 de junio, el agua captada para abastecimiento ha sido de 33,5 hectómetros cúbicos. En el mismo periodo de 2014 fue de 32. “Es prácticamente el mismo volumen”, manifiestan fuentes del Canal.

El buen nivel del Atazar

 

Tampoco se está vaciando el embalse para realizar obras en una torre de captación, como ha aparecido en foros de Internet, ni se va a hacer en el futuro. Solo se ha comenzado una obra en la minicentral hidráulica, pero no afecta al embalse.

El único problema es que Valmayor no cuenta con unas aportaciones de agua importantes y para llenarse necesita que llueva. El pantano se nutre del río Aulencia, no muy caudaloso, del trasvase de las Nieves, con aportes del río Guadarrama, y del agua que se le inyecta desde el embalse de San Juan.

El Canal de Isabel II ya ha puesto en marcha este último recurso los fines de semana, para disponer de un mayor volumen embalsado en Valmayor. San Juan también se encuentra más bajo que el año pasado, a un 47% de su capacidad (23 puntos por debajo), pero cerca de la media de los últimos 10 años (52,54%).

Sin embargo, El Atazar, el embalse de referencia de la región y el de mayor capacidad (426 hectómetros cúbicos), se mantiene en condiciones óptimas, con un nivel del 74%, la misma cantidad de agua que el año pasado y 10 puntos por encima de la media de los últimos 10 años.

Desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) apuntan que la precipitación desde septiembre de 2014 hasta ahora es “prácticamente normal”, según los datos recogidos en la estación de Colmenar Viejo. El volumen medio embalsado en los 14 pantanos de la región se encontraba ayer al 60,24%, nueve puntos por debajo del año pasado.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram