Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona reúne a la moda sostenible

El BCN Ethical Fashion Fest se celebra por segunda vez con más de 40 marcas en la Universitat de Barcelona

Desfile de la primera edición del BCN Ethical Fashion Fest.
Desfile de la primera edición del BCN Ethical Fashion Fest. MSB

Por segunda vez, Barcelona vuelve a reunir diseñadores y marcas de moda sostenible en un festival que quiere demostrar que se puede producir y consumir ropa y complementos de otro modo, reduciendo el impacto ambiental y social de este gigantesco negocio en que se ha convertido la industria textil. El BCN Ethical Fashion Fest (BEFF) reunirá este fin de semana a más de 40 marcas de slow fashion en el recinto histórico de la Universitat de Barcelona (UB), con la complicada misión de sacudir las conciencias de los consumidores.

Si el año pasado fue el estreno, la primera vez que la asociación Moda Sostenible Barcelona (MSB) reunía a pequeños diseñadores y marcas que incluyen valores como la sostenibilidad, la proximidad y el comercio justo en su ADN, ahora se trata de consolidarse como un referente en el sur de Europa, explica la coordinadora del BEFF, Noelia Montero, que sitúa Barcelona al frente de la moda sostenible en el Estado, donde en el último año han aparecido varias asociaciones que siguen los pasos de la barcelonesa.

Con el BEFF se quieren ofrecer alternativas a la fast fashion, entendida como la moda rápida que predomina en las grandes cadenas, promocionando firmas que se preocupan por el impacto ambiental y social de su actividad, y procuran minimizarlo. Así, las cuarenta de marcas que participan en el festival apuestan por la producción local, utilizan tejidos más naturales y orgánicos o materiales reciclados, evitan sustancias muy contaminantes como el plomo y el cromo en los complementos, y tienen en cuenta los derechos laborales de los trabajadores en todos los peldaños de la cadena.

El festival, de entrada libre, constará de tres pilares: una cuarentena de tiendas efímeras donde los visitantes podrán probarse y comprar las prendas de estas marcas; una pasarela donde se verán dos desfiles de moda el sábado por la tarde, y una jornada de charlas y mesas redondas el domingo por la mañana, en que también se proyectará el documental Les costuras de la pell (Las costuras de la piel), de la productora No Dust Films.

Las marcas que participan son variadas, de ropa para adultos y niños, y complementos y zapatos. Algunas se caracterizan por trabajar con tejidos orgánicos como Ecoology, Rebelroot, Miu Sutin, Organic Cotton Colours, Slow Artist, Carmela Rodriguez, Ninto, Kiraw  o Ab·Origenes; y otros por utilizar materiales reciclados, como Del Travès, Virginia Rondeel, Sylvia Calvo BCN, Daniela Barbieri o Seamstress. Hay firmas de calzado como El Naturalista, tiendas como GreenLifeStyle –la veterana de la ciudad–, Humus vestir sostenible, o los portales de comercio electrónica MTS y Biobuu.

Las 'pop up stores' de la primera edición del BEFF. ampliar foto
Las 'pop up stores' de la primera edición del BEFF. MTS

MTS, siglas que esconden el lema “moves to slow fashion” (muévete hacia la moda sostenible), es la tienda en Internet más completa de España, que abrió hace un año y medio, y ofrece 50 marcas de moda ecológica, ética y de producción local. Mónica Melero es la cofundadora junto a Rosa Bernier, y cree que un negocio como el suyo no puede faltar en el festival. “Nos van muy bien los acontecimientos de venta física para que la gente toque la ropa y la vea en directo, así nos acercamos al cliente”, explica.

Después de la experiencia positiva del año pasado, tiene clarísimo que esta segunda edición tendrá “mucho más eco”, porque en un año ve que el sector ha crecido mucho. “Como plataforma hemos incrementado mucho el número de visitas y compras en la web. Cada vez la gente toma más conciencia y se interesa por las alternativas” a la moda rápida, añade.

Novedades de la segunda edición

Una de las principales novedades de este año es la participación de Argentina como país invitado. La coordinadora del BEFF explica que es una iniciativa que quieren repetir en cada edición. A través de la plataforma HER The Slow Culture, participarán cuatro marcas de moda sudamericanas: Cúbreme, Chicco Ruiz, Carolina Dutari y Claudia Galeán.

Como novedad, también se asoma por el BEFF el mundo universitario con las alumnas del máster de moda sostenible de la Escola d'Art i Superior de Disseny de València. Rocío Gil y Maillén Raimondi expondrán sus proyectos de final de curso. La primera ha creado una colección con tejidos orgánicos y la segunda ha construido diferentes diseños con la técnica del upcycling, que se basa en reciclar otras prendas de ropa para crear nuevos modelos.

La coordinadora del festival señala que esta segunda edición es más grande en todos los sentidos respecto de la primera. Se ha incrementado el espacio que acogerá el BEFF, que se montará en dos salas de la UB y el jardín. Además, participan el doble de marcas y se harán más conferencias y mesas redondas, que versarán sobre moda sostenible y temas afines, como estilo de vida slow y medio ambiente. También avanza que la asociación Moda Sostenible Barcelona pretende que sea un acontecimiento bianual, con una edición de invierno y otra de verano.