Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejecutivo también pide a Mas que busque un pacto sin la CUP

Santamaría coincide con Iceta en que el presidente explore otras opciones

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reclamó ayer a Artur Mas que abandone su “delirio independentista” y busque “otras opciones” para poder ser investido presidente de la Generalitat sin el apoyo de la CUP. La propuesta se produce horas después de que el líder del PSC, Miquel Iceta, se pronunciase en esa misma dirección y ofreciese a Convergència formar un Gobierno “catalanista y de progreso” para acabar con el plan secesionista.

Las peticiones de Santamaría y de Iceta parecen tener muy pocas posibilidades de ser atendidas por el presidente en funciones, pues eso supondría un giro absoluto en su estrategia hacia el independentismo, que le ha llevado a hacer grandes concesiones hacia la CUP para lograr un apoyo que sigue sin tener.

Para la vicepresidenta del Gobierno, los problemas de Mas para formar gobierno 50 días después de las elecciones autonómicas se explican por un “delirio independentista” al que se sumó “una decisión de desobediencia que no tiene cabida en un Estado democrático y de derecho como es el español”.

En ese sentido, la vicepresidenta calificó de “deriva” el acercamiento de Mas hacia los postulados de la CUP para lograr su apoyo en la investidura y recordó que ni el presidente catalán ni su partido defendieron esos postulados “en otros momentos históricos”. Por ello, recomendó a Mas que estudie “otras opciones”, al considerar que “no se puede jugar con los intereses de los catalanes”, y que abandone “la deriva de independencia y desobediencia”.

En esa misma línea, Miquel Iceta había reclamado el lunes a Mas que “rectifique sus alianzas” sobre la base de renunciar a la independencia y enterrar el proceso soberanista. El líder del PSC explicó que el ofrecimiento de su partido a Mas suponía “una alternativa para evitar el ridículo de mendigar apoyos para la investidura”.