Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos ‘mossos’ rescatan a un pescador que se ahogaba en la Barceloneta

Los agentes se lanzan al agua y reaniman al hombre de 83 años que estaba inconsciente

Juanra y Laura en el lugar donde rescataron al pescador
Juanra y Laura en el lugar donde rescataron al pescador

Dos agentes de los Mossos d’Esquadra han salvado esta mañana, en el barrio de la Barceloneta, la vida de un pescador de 83 años que ha caído desde un espigón al agua. Cuando han llegado los policías, el anciano estaba inconsciente dentro del mar frente a la playa del Somorrostro.

Laura y Juanra son dos agentes de la policía catalana adscritos a la unidad de seguridad ciudadana de Ciutat Vella. Esta semana les toca turno de mañanas por lo que a las seis ya estaban preparados para patrullar por el distrito. Los dos policías tienen 27 años y llevan seis en el cuerpo. Esta mañana les ha tocado patrullar juntos y se han visto implicados en una actuación que no olvidarán fácilmente.

Poco antes de las ocho de la mañana circulaban con el coche patrulla en la parte inferior del paseo marítimo. “Hemos visto que un hombre nos hacía señales con los brazos pidiendo auxilio desde el espigón del gas”, recuerda Juanra. “Paralelamente hemos recibido un aviso de que una persona acababa de ver, desde el Hospital de Mar, a un hombre ahogándose en la playa del Somorrostro”, asegura Laura.

Los dos agentes han abandonado el vehículo y, sin pensarlo, han corrido hacia el espigón. “He visto a un anciano flotando con la cara dentro del agua, no podía respirar”, recuerda el agente. Vestido, con pistola, teléfono… se lanza al agua. “Le he dicho que me pasara el cinturón rápidamente mientras yo me he quitado las botas y el arma”, cuenta Laura.

Juanra ha nadado hasta el anciano, a más de diez metros del espigón. “Él está inconsciente, yo no toco y el agua ha empapado mi chaleco antibalas hasta el punto que me tira hacia abajo”. Juanra ha conseguido girar la cabeza del anciano y nadar hacia las rocas.

Laura le espera, también dentro del agua, y juntos arrastran al anciano hasta una roca. El pescador no responde a ningún estímulo por lo que Juanra y Laura le intentan reanimar. En tres o cuatro minutos, “a mí me parecen horas”, llegan refuerzos policiales, Bomberos de Barcelona ataviados con neoprenos y una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM). Entre todos han sacado al anciano de las rocas. “Ha vomitado mucho agua”, recuerda Laura.

El hombre ha sido trasladado al Hospital del Mar inconsciente pero con las constantes vitales recuperadas. Los dos agentes también han sido atendidos por una ambulancia ya que presentan síntomas de hipotermia. “He vivido muchas situaciones con compañeros, bomberos… pero nunca algo como lo de esta mañana en que te das cuenta de que solo tú puedes salvar la vida de una persona”, dice Laura. Juanra está orgulloso de la actuación policial junto a su compañera. Solo esperan que el pescador pueda recuperarse.