Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Cultura “visita” un nuevo museo en época electoral

Méndez de Vigo alaba la apertura del Museo de las Peregrinaciones que la ley le prohíbe inaugurar

El arzobispo de Santiago anuncia que la Puerta Santa de la Catedral abrirá durante un año de manera extraordinaria

Méndez de Vigo, en primer término, acompañado de Feijóo en la visita al Museo inaugurado el sábado.
Méndez de Vigo, en primer término, acompañado de Feijóo en la visita al Museo inaugurado el sábado.

El ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, ha visitado esta tarde el Museo de las Peregrinaciones y de Santiago, en el segundo día de apertura al público del centro. Su recorrido por las instalaciones, con convocatoria pública, comitiva oficial y declaraciones a los medios de comunicación, se produce ya iniciado el periodo preelectoral en el que la ley prohíbe las inauguraciones. “Me alegro mucho de que se haya inaugurado”, llegó a decir el ministro sobre el museo al término de su “visita”, como se denominó oficialmente el acto. Méndez de Vigo no precisó ni quién ni cuándo habría realizado esa “inauguración” de un museo que se abrió al público el pasado sábado sin acoger ningún acto especial hasta el de esta tarde.

De no haberse producido hoy una “visita” sino una inauguración, prohibida por la ley, esta sería la segunda que registra el museo. El 24 de julio de 2012 el entonces conselleiro de Cultura de la Xunta, Jesús Vázquez, ya “inauguró”, entonces sí oficialmente, la reforma del edificio, antigua sede del Banco de España en Santiago. Entonces, tres meses antes de las elecciones autonómicas gallegas, el inmueble acogió una exposición temporal y unos meses después volvió a cerrarse a la espera de que se diese forma a su muestra permanente, que ha tardado más de tres años en concretarse.

El Museo de las Peregrinaciones existe en Santiago desde 1951, pero su anterior sede, un edificio gótico, se había quedado pequeña. En 2007 el Gobierno lo catalogó como museo nacional y, con la Xunta, el Ayuntamiento y el Consorcio de Santiago, una institución que las reúne a las tres, inició un largo proceso que pasó primero por la remodelación de la antigua sede del Banco de España, ubicada al pie de la fachada de las Platerías. 5,5 millones de euros después, el edificio se terminó y multiplicó por tres el espacio expositivo anterior. Hoy ese museo expone un millar de piezas de los fondos propios, que ilustran sobre la historia y la leyenda del apóstol Santiago, el origen y la evolución de la ciudad y su catedral, la producción artística de todo tipo a que ha dado lugar el fenómeno jacobeo o el carácter intercultural de las peregrinaciones.

En su visita de este martes el ministro recordó que en 1987, cuando era consejero del entonces secretario general del Consejo de Europa, Marcelino Oreja, esa institución distinguió al Camino de Santiago como primer Itinerario Cultural Europeo. Méndez de Vigo atribuyó a aquella decisión el inicio del actual auge de las peregrinaciones a Santiago. “El resurgir del Camino se debió a una institución europea en la que yo muy modestamente participaba”, destacó.

La “visita” del ministro al Museo de las Peregrinaciones se produce el mismo día en que el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha anunciado a través de una carta pastoral que el próximo 13 de diciembre y durante un año la catedral de Santiago abrirá de forma extraordinaria su denominada Puerta Santa. La medida se toma coincidiendo con el Año Jubilar de la Misericordia convocado por el papa Francisco, que cinco días antes abrirá para ello la Puerta Santa de la basílica de San Pedro de Roma. El ministro mostró su confianza en que la apertura de la puerta atraerá más visitantes a Santiago y avanzó que prevé volver a la ciudad ese mismo día.

La Puerta Santa de Santiago se abría hasta ahora exclusivamente durante los denominados años santos jacobeos, aquellos en los que el 25 de julio coincide en domingo, lo que solo sucede 14 veces cada siglo. Actualmente estamos en uno de los periodos más largos sin año santo, un ínterin de once años entre el último que se celebró, en 2010, y el próximo, que no será hasta 2021. Como en esos años Santiago registra un notable incremento de peregrinos y turistas, algunos sectores económicos de la ciudad venían reclamando al arzobispo que se sumase al año jubilar convocado por el papa con una apertura extraordinaria de la Puerta Santa compostelana. Según la carta del arzobispo, la apertura “es el signo de la puerta de la misericordia, a través de la cual cualquiera que pase por ella podrá experimentar el amor de Dios que consuela, perdona y ofrece esperanza”.