Mucho más que marionetas

La primera edición del festival IF Barcelona explora el teatro de autor

Uno de los espectáculos If Barcelona.
Uno de los espectáculos If Barcelona.

“Si soplas suavemente harás bailar las sombras…”. Nada es lo que parece en el mundo de la alteridad y los títeres, como sugiere esta frase del director de escena Joan Baixas incorporada a la exposición Figures del desdoblament. Al calor de la muestra, que puede visitarse en el Arts Santa Mónica, nace el festival IF Barcelona, dedicado al teatro visual, de objetos y marionetas. El certamen se prolongará hasta el 10 de enero en diferentes espacios de la ciudad; el propio Arts Santa Mónica, el Teatre Nacional de Catalunya, la Fundació Miró o el Antic Teatre. El IF está impulsado por Anna Valls y Toni Rumbau, y surgió para dar a conocer tanto la variedad como los avances tecnológicos que se están llevando a cabo en este género. También para dar cobijo a montajes de autor que antes tenían presencia en festivales desaparecidos como el Neo.

“Cuando hablamos de marionetas el tópico más recurrente es pensar que están dedicadas a un público infantil. Pero el universo infantil no tiene porqué ser inocente ni inocuo”, explicó Cesc Martínez, comisario del IF Barcelona. Un muñeco infantil alumbrado con la luz justa puede convertirse en un villano gigantesco, que se mueve entre sombras empuñando una espada, como ejemplificó el lunes en el Arts Sant Mónica David Espinosa.

El creador tiene un papel destacado en la programación: Del 10 al 28 de noviembre representará las tres obras de su Triología del monigote, en donde investiga los límites de las artes visuales, la danza y el teatro. En la primera, Much ado about nothing, Espinosa condensa las principales obras de William Shakespeare. En la segunda, Mi gran obra, presenta una maqueta interactiva partiendo del montaje que idearía si tuviese un prepuesto ilimitado, 300 actores, animales, un helicóptero e incluso una banda de rock en escena. La última parte, La Triste Figura, inspirada en la figura del Quijote, es un estreno.

“Queremos dar una visión transversal, por eso hemos programado tanto espectáculos infantiles como para adultos, música, creaciones audiovisuales y danza”, afirmó Giulia Poltronieri, gerente del IF. En este sentido, Poltronieri recomienda el espectáculo De Seda, de la portuguesa Marina Nabais. La bailarina danzará en un laberinto invisible. Además, interpretará dos versiones de la pieza; una para adultos y otra para público familiar. En cambio, en Room, de los alemanes Meinhardt und Krauss, la realidad y la virtualidad confundirán a una mujer perdida en una extraña habitación. Unos días más tarde, el 24 de noviembre, Lali Ayguadé danzará en la Fundación Miró.

Esta primera edición del IF cuenta con un presupuesto de 20.000 euros financiados por organismos públicos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS