Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La EMT de Valencia crea un bono social para los desempleados

El abono costará 10 euros anuales y serán beneficiarios los parados con menos ingresos

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia ha creado su bono social para desempleados con ingresos reducidos. Costará 10 euros anuales -más los tres euros que cuesta la tarjeta- y se pondrá en marcha en enero de 2016, ha presentado este martes el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, y el gerente de la EMT, Josep Garcia Alemany. 

El bono es para personas -portará la fotografía del titular- y familias con rentas bajas y empadronadas en Valencia. La base del cálculo es el IPREM, que en el caso de las familias utilizará el parámetro de la OCDE. Es decir, una persona podrá sacarse el bono social, que le permitirá viajar por toda la red, si cobra menos de 7.455 euros. Si la familia es una pareja, los ingresos no podrán superar los 11.182 euros.

Si la beneficiaria es una familia monoparental, con dos hijos menores de 16 años, el umbral de renta será 11.928 euros; y si se trata de una familia con dos hijos, el máximo de renta para que todos sus miembros viajen con el abono social será de 15.655 euros.

El bono social es el primer título que la compañía pública saca a la luz. Según los primeros cálculos del Consistorio, unas 75.000 personas podrían beneficiarse del bono. El impacto económico en la EMT se sitúa en unos 600.000 euros, ha calculado el concejal Grezzi.

Garcia Alemany ha anunciado que será el primero de una serie de nuevos títulos tarifarios. La tarifa combinada, que englobaría a metro y autobuses, no será posible, ha dicho el concejal, hasta que Valencia no acceda al contrato programa de transporte del que gozan otras capitales españolas como Madrid o Barcelona, que recibirán 126 y 98 millones respectivamente en 2016 en ayudas al transporte metropolitano. 

Más información