Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial convoca la plaza de la presidenta del TSJ valenciano

Tras la llegada de De la Oliva, el tribunal asumió numerosos casos de corrupción

La presidenta del TSJ valenciano, Pilar de la Oliva
La presidenta del TSJ valenciano, Pilar de la Oliva (izquierda), con otros miembros del tribunal.

La comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial ha convocado la presidencia del Tribunal Superior de Justicia valenciano, plaza que ahora ocupa Pilar de la Oliva, cuyo mandato expira el 10 de diciembre. Coincidiendo con la llegada de De la Oliva, hace cinco años, el tribunal tuvo que asumir un gran número de asuntos de corrupción. La juez puede volver a presentarse.

Bajo su mandato ha sido juzgado en el Tribunal Superior un expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, que salió absuelto; condenado a prisión el exconsejero Rafael Blasco y otros ex altos cargos en el caso Cooperación, y castigado con cárcel por corrupción el exalcalde de Torrevieja Pedro Ángel Hernández Mateo. Los tres eran diputados autonómicos cuando se sentaron en el banquillo del tribunal, el único que puede investigar y enjuiciar a miembros del Parlamento autonómico y el Consell de la Generalitat.

De la Oliva sustituyó en la presidencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a Juan Luis de la Rúa, magistrado procedente del orden social que se despidió con polémica. Archivo el caso de los trajes en el que estaba imputado Camps, quien lo había descrito como más que un amigo, y el Supremo obligó a reabrirlo.

La juez formó parte de la sala que respaldó al instructor de aquel procedimiento, José Flors, en su decisión de abrir juicio contra el entonces jefe del Consell. Y presidió los tribunales que condenaron a Blasco y Hernández Mateo.

En estos cinco años el TSJ ha instruido otras causas de corrupción, como las seis piezas valencianas del caso Gürtel y el caso Brugal. El órgano absolvió al entonces portavoz parlamentario socialista Ángel Luna y a la diputada popular Elisa Díaz, en tribunales también presididos por De la Oliva.

Los candidatos a la plaza deben tener al menos 10 años de servicio como magistrados y llevar 15 en la carrera judicial. La comisión permanente del consejo seleccionará un máximo de tres candidatos y la elección será votada por el pleno del órgano de gobierno de los jueces.

Más información