Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañizares acusa a los refugiados de ser el “caballo de Troya” de Europa

"¿Esta invasión de emigrantes es todo trigo limpio?", pregunta el arzobispo de Valencia "¿Dónde quedará Europa dentro de unos años?", añade en una conferencia

El cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. Ampliar foto
El cardenal y arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

Antonio Cañizares, cardenal y arzobispo de Valencia, ha desatado este miércoles una gran polémica con dos preguntas: “¿Esta invasión de emigrantes y de refugiados es todo trigo limpio? ¿Dónde quedará Europa dentro de unos años?”. Cañizares, que participaba en un desayuno informativo de Fórum Europa, ha afirmado que su acogida “hoy puede ser algo que queda muy bien, pero realmente es el caballo de Troya dentro de las sociedades europeas y en concreto de la española”. Sus palabras contradicen la línea mantenida por el Papa y la Conferencia Episcopal.

El arzobispo ha cuestionado que la mayor parte de los refugiados que están llegando a Europa, entre otras causas por la guerra en Siria, sean en realidad “perseguidos”. “Muy pocos lo son”. “¿Cómo quedará Europa dentro de unos años con la que viene ahora? No se puede jugar con la historia ni con la identidad de los pueblos”, ha agregado.

Cañizares ha pedido “lucidez” para no dejar que la llegada de refugiados continúe al ritmo que está imprimiendo la actual crisis migratoria en el continente. En los primeros nueves meses del año 710.000 personas entraron irregularmente en la UE, según la agencia oficial europea Frontex, más del doble que en 2014.

Con sus declaraciones, realizadas durante el turno de preguntas que ha seguido a su intervención en el Fórum Europa-Tribuna Mediterráneo de Valencia, Cañizares se ha alejado de la postura que el Papa Francisco ha mantenido ante la crisis de los refugiados. El Pontífice reclamó en septiembre que cada parroquia, comunidad religiosa, monasterio y santuario de Europa acoja una familia. “Me dirijo a mis hermanos obispos de Europa, verdaderos pastores, para que en sus diócesis atiendan mi llamamiento, recordando que Misericordia es el segundo nombre del Amor”, solicitó el Papa durante el rezo del Angelus en Roma.

Cañizares también se ha distanciado con su planteamiento del trabajo que desarrolla Cáritas. La entidad de la Iglesia en España lidera una comisión que canaliza el voluntariado católico en favor de los refugiados y reclama “derechos para todos los migrantes” bajo el lema “más hospitalidad, más dignidad”.

La Conferencia Episcopal Española no valora las opiniones manifestadas por sus obispos. Pero hoy ha marcado diferencias con lo expresado por Cañizares a raíz de un mensaje en Twitter de la eurodiputada socialista Elena Valenciano. “La jerarquía católica española siempre tan compasiva y cristiana”, ha escrito la dirigente del PSOE junto a una cita del arzobispo de Valencia. “Obras son amores”, le ha respondido en la red social la Conferencia Episcopal junto a dos enlaces de Internet con las iniciativas que desarrollan las diócesis. “La Iglesia católica española, ante la crisis humanitaria suscitada por la llegada masiva de emigrantes y refugiados, pone a disposición de esta emergencia todos los recursos disponibles humanos y materiales”, se resume en uno de ellos.

La vicepresidenta valenciana, Mònica Oltra, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la de Barcelona, Ada Colau, así como ACNUR han criticado también lo dicho por Cañizares.

Conocido por sus posturas conservadoras en el seno de la Iglesia, el cardenal atrajo la atención mediática al convocar una vigilia por “la unidad de España” en vísperas de las elecciones al Parlamento de Cataluña.

Cañizares se hizo cargo de la archidiócesis de Valencia hace un año en sustitución de Carlos Osoro, que fue nombrado por el Papa arzobispo de Madrid.

Durante el desayuno informativo, el cardenal ha relativizado los efectos de la crisis económica en España al afirmar que no ve “a más gente pidiendo en la calle o viviendo bajo un puente que antes”. Y ha descartado que en las próximas décadas puedan ordenarse sacerdotisas en la Iglesia Católica. “No, no las habrá”, ha zanjado, “el sacerdocio representa la presencia de Cristo y este es hombre”.

Más información