Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat compara a Mas con Companys

Borràs, consejera de Gobernación: "Ahora también utilizan la justicia para acabar con un presidente y la voluntad de un pueblo”

Acto de homenaje de Lluis Companys en Barcelona
Un grupo musical durante el acto de homenaje de Lluís Companys en Barcelona.

La consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, comparó este miércoles la figura de Lluís Companys, presidente republicano fusilado por Franco, con el actual presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, que se enfrenta al Tribunal Superior de Justicia por la consulta del 9-N. Borràs representó al Gobierno catalán en un acto de homenaje a Companys en el Centro Cultural El Born con motivo del 75 aniversario del fusilamiento el 15 de octubre de 1940 de Companys. En su intervención, la consejera aludió a la declaración de Mas ante los jueces y comparó esta situación con la del juicio “sumarísimo” que condenó a Companys a la pena de muerte: “Estos días no puedo dejar de pensar en las ironías de estas fechas recientes. Ahora también utilizan la justicia para acabar con un presidente y la voluntad de un pueblo”.

Si se esperaba que el Gobierno catalán aprovecharía la coincidencia de las fechas para reforzar su teoría de la persecución política de Mas por parte de España, la cita no defraudó. Borràs hizo esta reflexión después de acusar al Estado de no haber pedido perdón por el asesinato de Companys como sí han hecho los Gobiernos de Francia y Alemania, que apresaron y entregaron al presidente republicano a Franco. La consejera criticó duramente el rechazo de España a aceptar la nulidad del juicio que condenó al histórico presidente y otros muchos ejecutados en la dictadura franquista. “Curioso sentido democrático el del que fusiló a un presidente elegido”, añadió.

La representación municipal del Ayuntamiento se encargó de recordar la vertiente más social de la figura del homenajeado. La alcaldesa Ada Colau, reivindicó que el acto, organizado por el Consistorio, suponía “defender el catalanismo popular que antepone la mejora de la vida de las personas y el bien común a las banderas”. “El último 'Por Cataluña’ [que el presidente espetó mientras le fusilaban] es hermano del viva Andalucía libre de Blas infante y el grito doloroso de las Trece Rosas”, recordó el teniente de alcalde, Gerardo Pisarello.

Joan Tardà, exportavoz de ERC en el Congreso —partido de Companys que ahora se integra en la candidatura de Junts pel Sí junto con Convergència—, se encargó de recordar la pluralidad necesaria en el proceso independentista apelando a la voluntad que tenía el presidente de unirse a otras fuerzas de izquierda. “Estamos convencidos que la ruptura democrática que estamos buscando solo será posible si dejamos por debajo las identidades y construimos frentes políticos amplios”, explicó.

El acto combinó actuaciones musicales con intervenciones de historiadores y representantes del legado de Companys: republicanismo, defensa de la justicia social, de los trabajadores y antifascismo. Entre otras, sonaron canciones de Lluís Llach y se oyeron las palabras de catedráticos como Joan. B Culla i Clará. Al terminar, el público salió cantando Els Segadors después de desplegar un par de esteladas en el tramo final del evento.

Más información