Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ADN del presunto asesino de Eva Blanco coincide con el del cuerpo

La Guardia Civil confirma que había restos genéticos de Ahmed Chelh, de 55 años, en el cuerpo de la joven asesinada en 1997

El presunto asesino de Eva Blanco, a su llegada a Torrejón. Ampliar foto
El presunto asesino de Eva Blanco, a su llegada a Torrejón.

La Guardia Civil ha confirmado a primera hora de esta tarde que el ADN de Ahmed Chelh, de 55 años y presunto autor del asesinato de Eva Blanco en Algete en 1997 coinciden con el hallado en el cuerpo de la víctima. El presunto criminal fue detenido el pasado día 1 de octubre en la localidad francesa de Besançon por agentes de la gendarmería francesa tras cursar una orden europea de arresto la titular del juzgado número 4 de instrucción de Torrejón de Ardoz.

Ahmed Chelh pasó la tarde del viernes a disposición del juzgado instructor y se negó a declarar, por expreso consejo de su abogado. Este le fue nombrado de oficio horas antes de ser trasladado ese mismo día desde el país francés. A lo que no se negó el supuesto asesino fue a que se le tomara saliva para que realizaran el cotejo de ADN con los restos de semen hallados en el cuerpo de Eva Blanco, la joven de 17 años que murió tras ser repetidamente acuchillada en la espalda y después de ser, presuntamente, violada.

Los especialistas del Laboratorio Central de Criminalística de la Guardia Civil, con sede en la calle de Guzmán el Bueno, han realizado esta mañana el análisis con carácter urgente y la coincidencia es total, según fuentes del instituto armado, lo que refuerza la tesis de los investigadores de que Chelh es el autor material de la muerte de Eva Blanco.

Los investigadores llegaron a Chelh a través del cotejo de pruebas de ADN de otras personas residentes en Algete en 1997 y que eran de origen magrebí. Este dato lo facilitó la Universidad de Santiago de Compostela tras analizar el ADN hallado en el cuerpo de Eva Blanco y someterlo a un estudio genético en profundidad. Cuando los investigadores de homicidios llegaron a la prueba 90 localizaron al hermano de Chelh, cuyo ADN arrojó una coincidencia del 97% Eso ocurrió a finales de agosto. Después pidieron la colaboración de otro hermano de Chelh cuyo resultado fue el mismo (un 97%). A través de la colaboración internacional, los agentes de homicidios localizaron al supuesto homicida en una localidad francesa (Pierrefontaine), muy cerca de la frontera suiza. Con estos datos la titular del juzgado instructor trasladó la orden de detención a las autoridades francesas, que le detuvieron un día antes de lo previsto ante el riesgo de que, tras pasar una entrevista de trabajo a la que estaba citado, pudiiera huir al extranjero.

La instrucción del caso continúa ahora pendiente de que el detenido comparezca ante la juez y pueda declarar, una vez que su abogado haya estudiado el caso. Las primeras declaraciones que efectuó en Besançon apuntaba que Chelh, que estaba con sus hermanos la noche del asesinato, fue obligado por estos a eyacular sobre la menor. También mantuvo en todo momento que él no tuvo que ver nada con el crimen. La Guardia Civil está a la espera de su declaración para ver si da por concluido y resuelto el crimen o, por el contrario, tiene que practicar alguna detención más.

Chelh se encuentra en la actualidad ingresado en la cárcel de Alcalá Meco después de que la juez de Torrejón decretara su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza, tal y como le solicitaron el fiscal y el abogado de la acusación particular, que ejercen los padres de Eva Blanco.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram