Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michaël Borremans: “La pintura de Velázquez es como el jazz”

El artista belga expone sus inquietantes pinceladas en el CAC Málaga

Una de las obras expuestas de Borremans en el CAC Málaga.
Una de las obras expuestas de Borremans en el CAC Málaga.

Michaël Borremans (Geraardsbergen, Bélgica, 1963) es un tipo menudo y sonriente que posa divertido para los fotógrafos. Solo pone como condición que la imagen se tome ante un fondo blanco y con vistas generales, no al lado de alguno de sus cuadros. Para asistir a la presentación de su primera exposición individual en España, en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga, ha vestido de negro riguroso, en contraste con su actitud y acorde con su paleta de colores, casi siempre oscuros, y sus lienzos reciclados, nunca blancos.

“No pretendo transmitir ningún mensaje, trabajo pintura a pintura. Mi obra es muy implícita, muy visual y no hay un denominador común”, ha dicho este viernes sobre las 35 obras que se exhiben en la pinacoteca malagueña, agrupadas bajo el nombre Fixture. Son piezas creadas en los últimos 15 años y elegidas de manera “intuitiva”, porque “establecen un diálogo” entre sí. La muestra, que se puede visitar hasta el próximo 7 de enero, está repleta de primeros planos de personajes anónimos y naturalezas muertas, plasmados en la mayoría de los casos en telas de pequeñas dimensiones.

'The Preservation', 2001. ampliar foto
'The Preservation', 2001.

A la hora de pintar, Borremans se inspira en imágenes históricas, tiras cómicas, la fotografía, la televisión… “Todo me puede influenciar, lo quiera o no”, explica. Su obra bebe, por supuesto, de los maestros flamencos. “He crecido con ellos, forma parte de mi cultura”, razona. Pero el belga dirige una mirada muy especial a la pintura española, con Diego Velázquez y Francisco de Goya como grandes referentes.

Fernando Francés y Michaël Borremans.
Fernando Francés y Michaël Borremans.

De Velázquez admira su técnica y se refiere a él como uno de los artistas “más maravillosos” de la historia del arte. “Su pintura es como la música jazz, es increíble que en el siglo XVII fuera ya un impresionista”, apunta. De Goya le gusta la personalidad que plasma en su obra, su “actitud hacia el mundo”, su “rabia”, su “enfado”. “Su implicación también es política y social, y en ese sentido, es un pintor muy actual. No solo pinta, da fe”, añade.

'Fixture', 2008. ampliar foto
'Fixture', 2008.

Borremans, quien vive y trabaja en Gante, se adentra con sus óleos en los miedos del ser humano. La soledad, la confusión, la tristeza, la tragedia. De ahí surgen pinceladas inquietantes, el ambiente es “tétrico” en cuanto la mirada se detiene en alguna de sus obras, ilustra Fernando Francés, director del CAC Málaga y comisario de la exposición, que se ha montado con el apoyo del Gobierno de Flandes. Otro rasgo característico del autor es la ambigüedad, sensación que transmite la obra que da nombre a la exposición, Fixture (2008). Al espectador le surge la duda de si el rostro que ocupa el lienzo pertenece a una mujer dormida o muerta. La pintura The Preservation (2001), en la que no queda claro si recrea un acto homicida o un ritual de embalsamamiento, también juega con la idea de la muerte.

Para sus creaciones, el pintor recurre a fotografías que manipula de libros, revistas o Internet, aunque en su última etapa ha empezado a utilizar modelos que fotografía antes de pintar. El “complejo” Borremans es, en opinión de Francés, uno de los pintores clave del momento actual, “un artista para artistas”.